El New York Times publicó las primeras imágenes de los restos de la bomba con la que se inmoló Salman Abedi. Se trata de un artefacto artesanal que, según han arrojado las últimas investigaciones fue cubierto por una mochila azul.

Además la confección del explosivo contenía una gran cantidad de tuercas y tornillos con el objetivo de que cumplieran la función de balas y así poder causar el mayor daño posible. Los mismos expertos aseguraron al medio estadounidense que a pesar de tratarse de una bomba casera, había sido cuidadosamente diseñada.

Por su parte el medio televiso Sky News mostró las últimas imágenes de Abedi con vida, las tomas fueron capturadas por la cámara de seguridad del Manchester Arena, dónde se realizaba el concierto y se puede ver claramente la actitud sospechosa del joven quien estaba vestido completamente de negro, con una capucha del mismo color y además la mochila azul en la que portaba la bomba.

Anuncios
Anuncios

La divulgación de estas imágenes a medios estadounidense han molestado bastante a las autoridades británicas, sobre todo a la ministra del Interior, Amber Rudd, quien manifestó públicamente que la situación es "irritante", porque las autoridades británicas han dicho en reiteradas ocasiones que quieren proteger el flujo de la información para el éxito de la investigación. #terrorimso