Venga a la moda un moderado tipo de aventurero. Menos riesgos hay para éste asistido por Volaris, Interjet, Viva aerobus, Aeroméxico, los bancos y la red. Incluso ante el crecimiento centenario hay los mismos puertos en el tablero; cada capital es un destino y viajar a Gdl o a Mty permite descuentos que nos acercan como nunca antes.

El turista nacional aplica los nexos tecnológicos ofrecidos por Google y Facebook; México es propicio recorrer cada ciudad. No se requiere visa para cruzar los estados de aridomérica, donde el tour se opone a la diversión prometida de sol y arena.

Esta suerte nos facilita la investigación del turismo cultural. No es difícil ser nómada y entretenerse documentando lo bonito de villas como Victoria, la capital de Tamaulipas. Para llegar ahí desde la frontera todo ha mejorado, si bien la geografía aprovechada con flores rojas de amaranto, no descubre más poblados.

Anuncios
Anuncios

El ritmo de la CDMX se detiene. Traemos una agenda que expira a las 6. Vamos rápido sobre cada coincidencia histórica un asistente y su servidor. Los museos cerrados, matizamos la experiencia cruzando su cementerio hasta un periférico que remata con la Torre de Cristal.

Al paso del río le falta el agua. La gente nos mira en silencio cuando hacemos nuestras fotos buscando el arte contemporáneo para dar la noticia. Hay nulas galerías por donde vamos. Tampoco se ven tantas plazas en un centro histórico que se extiende dejando aún terrenos en el anonimato.

Notamos que en términos de la banqueta y el pavimento no ha habido tantas mejoras. No hay rayas en el piso, ni ciclopistas; aunque a pasos del zócalo tenemos la Casa del Arte. Aunque no están acostumbrados, accedemos al edificio/manzana donde se preparan nuevas generaciones de artistas en la música, las artes escénicas, gráficas y plásticas.

Los hoteles en la Plaza Hidalgo son encantadores.

Anuncios

Tienen un aliento a viejo confort compitiendo con las cadenas express en la periferia. Se siente la suficiencia y no falta el televisor. En el Monteros hay una máquina de aire acondicionado moderna que no nos hizo falta en una noche habitada por pocos restaurantes, sea estilo cafetería y (o) actividades a saber.

Quedamos contrariados, al día siguiente, por una situación bizarra cuando en el Palacio de Gobierno Federal fue necesario que el comandante nos despachara y no hubo modo de sacarle fotos a sus murales que de cierto ya reclaman alguna atención para preservar su integridad.

Más adelante hacemos pausa en el Museo Regional de Historia dispuesto en las bases de un edificio histórico, frente al Museo del Virreinato. Sede de un hospital y base del ejército durante la revolución, el Estado ha conseguido preservarlo dándole características modernas para cumplir con el recuento de Tamaulipas.

Suena interesante resolver porqué se ha dejado un brazo largo a la entidad que le corta la frontera a Nuevo León.

Anuncios

El recorrido cronológico inicia con la presencia de diversos indígenas como los Huastecos que se asimilaron a las bases administrativas impuestas por la corona europea.

Conocida como la Nueva Santander, esta zona se habrá poblado con habitantes de la región homónima, y en ese tenor, Nueva Galicia, Nueva Vizcaya y Nuevo León. Que poco sabemos de los modelos que impulsaron la fundación y el auge de muchas villas y la traza de las vías de comunicación interna.

Que rápido olvidamos el tren del Porfiriato en el modo como se conectaron todas las ciudades importantes por allá, desde Tampico hasta Monclova y hacia Durango y Zacatecas. Empero en Victoria no hay la riqueza minera y por lo tanto el museo explica otro tipo de auge discreto motivado por los nobles del virreinato.

Durante el periodo decimonónico se dio el prodigio de una planeación algo polvorienta en los manejos de una región inhóspita de frontera, desierto y montaña. Se nota la tierra de cultivo, pero también se descubren los ríos de temporada, secos por lo que va de 2017.

Celebramos a los Condes de la Sierra Gorda, la familia de los Escandón y la influencia de otras familias posteriores como la de los González quiénes hicieron su mundo procurando la urbanización mediante ranchos y propiedades generosas al borde del paraíso. #turismo regional #crónica de tamaulipas #Ciudad Victoria museos