Subvaloramos tres siglos en México de florecimiento Virreinal. Este oscurantismo deja escollos en el modo como funciona la República en la actualidad. Nos queda ir sondeando los villas patrimoniales como San Luis Potosí para iluminar el porvenir.

Respire profundo cuando ingrese a su catedral repleta de altares áureos representantes de lo mejor en el barroco novohispano. Hoy las vías de acceso acortan la distancia y nos invade la ambición de la aventura en Sierra Gorda o Real de 14.

Ahora cualquier rumbo transita desde la magia de Jilitla hasta el turismo río y alpinismo. Este es el corazón de América y se aprecia en el sentido de un centro histórico moderado que conserva sus calles de piedra y sus corredores peatonales.

Anuncios
Anuncios

Es comprensible que en comunidades así brote la influencia del recurso cultural. En breves calles uno es atraído por museos y recintos como teatros y foros habitados por grupos ciudadanos concentrados en explotar la convivencia a través de la interacción con el baile.

En su Centro de Cultura tuvimos la suerte de concurrir durante una presentación de baile folklórico cuya estética conmueve y hace chinita la piel. "Este es mi México", pertenezco a esos acordes del Huapango y a los ritmos de aliento que motivan a la seducción de los abuelos.

Con excelente dinamismo los chiquillos imitan a sus mayores y le van dando sabores a la interpretación de un tipo de arte que no se come tan fácil de conseguir. ¿Qué tanto hemos perdido este sentido de la pertenencia a algo más antiguo que se inculca de generación en generación?

La mayoría hemos perdido irremediablemente esta rama de la existencia ligada indiscutiblemente a las pasiones, al cortejo y a la tierra.

Anuncios

Nos queda recomendar estos espectáculos como referencia de una autenticidad que vale así mismo como la gastronomía y la arquitectura en el cuadro de la UNESCO.

Persiste el hechizo en la Alameda donde los mayores bailan ritmos tradicionales como la cumbia o la huaracha. La iluminación se ha manipulado para que la noche parezca de día y existen varios edificios que atienden con música en vivo a los paseantes.

Hay Hoteles tan excelentes que algunos se consideran también como museos de artes decorativas. Así mismo hay varias plazas, una seguida de la otra, con edificios reformados que abren el margen de la contemplación, si bien sus apretadas arterias van ya saturadas de vehículos.

En el mismo paseo encontramos el Museo de Arte Contemporáneo. Nos intriga la enorme casona convertida en una serie de galerones. En primer lugar se muestra la obra de Rodrigo Meneses. Con Cuerpo Abierto ha invadido el suelo de líneas y palabras cortadas que le dan la dimensión de nuestros tiempos.

Luego en una planta alta se han dispuesto una serie fotos acompasadas con entrevistas acerca de personajes y situaciones particulares de la región. Es atrevido el contraste entre los vacíos marcados por los ready made de Meneses y la cruda imagen realista del arte como ventana del problema social.

No falla el concepto en hacernos mirar hacia lo inusual en un libro con las palabras tachadas o áreas del piso cubiertas con tierra y las paredes lastimadas.

Anuncios

Estamos en la caja blanca intervenida con papeles pegados a la pared con alfileres y la visión de objetos por doquier a modo de esculturas.

Los cuerpos alternan de objetos de cerámica disfuncionales a relieves tan blancos como el piso y la pared. El conjunto completo hace uso telas puestas en medio de la galería, video proyecciones y diseño pegado a la pared. En cambio en Postbarbarie Mauricio Palos nos amenaza con la fragilidad de otras realidades distintas a la idea del status quo.

Apenas nos dio tiempo de asistir a otra experiencia inolvidable en el #Museo de la escultura conceptual. En esta pequeña plaza compartida con un templo y un jardín, hay emplazadas en un palacete la mayor cantidad de obras escultóricas de gran formato que hayamos visto.

El tonelaje en la colección de Federico Silva se equilibra con una suntuosa colectiva de otros escultores quienes añaden formas y materiales al problema de las tres dimensiones. La casa está cuidada y adecuada como foro permanente para el portentoso legado. #turismo cultural #crónica San Luis Potosí