0.3 grados centígrados aumentaría la temperatura del globo terráqueo tras la salida de Estados Unidos del Acuerdo de #París, advirtió la Organización Meteorológica Mundial (OMM) perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esta estimación aún no es correcta al 100% advirtieron, pues hace falta correr los modelos climáticos para mayor precisión, ya que aunque Estados Unidos decidió abandonar el acuerdo, diversos sectores empresariales de dicho país han alzado la voz para asegurar que a pesar de la decisión del mandatario, #Donald Trump, ellos seguirán colaborando para mitigar el #calentamiento global.

La decisión de Trump ha causado diversas reacciones, entre ellas esta la del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien asegura que con este tipo de decisiones, el actual mandatario demuestra que no piensa en el futuro del planeta.

Anuncios
Anuncios

Por su parte, el CEO de Tesla Motors y SpaceX, Elon Musk, no sólo rechazó la medida, sino también anuncio su retiro como parte del concejo de asesores de la Casa Blanca.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, aseguró que las medidas para frenar el calentamiento global no se pueden detener, y a pesar de la decisión del país norteamericano, instó a todos los demás integrantes a mostrar unión y comprometerse aún más con los Acuerdos de París.

Tras el discurso de Trump, que asegura que la decisión fue tomada para mejorar el nivel de vida y no reducir el número de empleos en su nación, además de aseverar que el calentamiento global es sólo un invento de China para reducir el poder de Estados Unidos en el campo industrial, el resto de los países reafirmaron su compromiso con el media ambiente, al señalar que esto sólo los invita a comprometerse aun más con los acuerdos.

Anuncios

Por su parte el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, reafirmó dicho compromiso, invitando a los países integrantes a adoptar un compromiso mayor en contra del calentamiento global, asegurando que el no combatir esta problemática no sólo deteriorará el nivel de vida del mundo, sino también traerá otros problemas para el futuro de las siguientes generaciones.

Mencionó que el calentamiento global tendría a la larga consecuencias graves, afectando a diversas industrias, lo que generaría problemas como el desempleo desencadenando otros más como la inseguridad o incluso, guerras.