El tiempo pasa y para la #vaquita marina el reloj tiene menos minutos, a principios de 2015 su población era de 100 especímenes, al día de hoy, se contabilizan tan solo 30 a lo largo del Golfo de California, lo que representa prácticamente el final de esta especie, si no se toman medidas al respecto.

Ante el terrible panorama para la especie, las autoridades mexicanas han revelado un plan de emergencia que consiste en el cautiverio para preservar a estos cetáceos, al mismo tiempo que se considera el resguardar material genético para ser conservado en estado criogénico, para poder en un futuro clonar a la vaquita marina.

El presidente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), Lorenzo Rojas-Bracho, confesó que se trata de una medida que cae en la desesperación, ante la extinción de este espécimen, el cual no se previó se diera tan rápido.

Anuncios
Anuncios

Será en octubre, cuando las condiciones del golfo de California sean las ideales, cuando inicie la captura de los especímenes de la vaquita marina para su conservación. Sin embargo, lo que dificultará dicha acción es el hecho que no se sabe prácticamente nada sobre el comportamiento de esta marsopa, la cual fue descubierta en 1958. Lo poco que se sabe es que no están acostumbradas al contacto humano, por lo que rehuyen de estos encuentros, es por ello que se utilizarán tres delfines miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para hacer contacto con las marsopas; además se desconoce el rango de estrés que puedan resistir estos animales, ya que el cautiverio podría ser demasiado para ellas, causándoles la muerte, siendo este escenario el último que se desea.

Las vaquitas marinas que sean capturadas, serán resguardadas en el santuario construido en la zona de San Felipe, en Baja California, y en todo momento estarán monitoreadas por veterinarios especializados en la vida marina, para evitar que sufran algún percance.

Anuncios

Entre las personas que se han preocupado por la conservación de las vaquitas marinas se encuentra el actor ganador del Oscar a Mejor Actor, Leonardo DiCaprio, quien pidió al presidente de #México, Enrique Peña Nieto, que tome acciones para salvar a esta marsopa, dicha petición es respaldada por la organización ambiental del actor.

Uno de los principales factores que han contribuido a la disminución en el número de especies, es la muerte que sufren al quedar atrapadas en las redes que se extienden por el Golfo de California, destinada a atrapar al pez totoaba, por lo que el Gobierno de México ha reducido el área de pesca para evitar más afectaciones, sin embargo, de este factor nace la necesidad del cautiverio, pues algunos pescadores no respetan las delimitaciones, causando la extinción de la vaquita marina. #Extincion