Los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional siempre nos dan referente aproximado de la intensidad de los fenómenos naturales que nos afectarán. Sin embargo, digo "aproximado" porque sabemos que nos enfrentaremos a la situación, pero considero que jamás sabremos la intensidad hasta que estamos en medio de la tempestad.

La historia nos enseña que podemos mejorar

Y es que literalmente en las últimas horas, hemos sido testigos a través de diversos medios, de la tempestad que ha provocado anegaciones intensas en el centro del país. Una situación no controlada por nadie y que no permite ser prevenida con exactitud, pues sabemos que será difícil, pero no sabemos qué tanto hasta que llegue.

Anuncios
Anuncios

Hemos hablado desde hace muchos años de la prevención y preparación para este tipo de eventos naturales, pero una vez más queda en evidencia que estamos a expensas de lo que la naturaleza nos prepare. Desde sismos, incendios, huracanes e #Inundaciones, nuestro país ha experimentado cada una y sus consecuencias, incluso quizá hemos perdido familiares, amigos y conocidos. Como mexicanos sabemos el dolor de pérdidas humanas y materiales y, sin embargo, continuamos de pie. No es la primera vez que algo así sucede, siempre hemos logrado salir adelante y ésta no será la excepción.

Esfuerzo compartido, la clave para lograr salir a flote

Como si se tratase de una película de ciencia ficción, esta noche en la majestuosa Ciudad de México, una vez más se vivirán actos de caridad, compañerismo, solidaridad, apoyo y entrega, tanto por parte de los servidores públicos como de ciudadanos que deberán planear cómo actuar ante la situación que están viviendo.

Anuncios

La experiencia me permite saber y pensar en las familias que con tanto sacrificio han logrado avanzar en la obtención de un patrimonio, y hoy tendrán que ver cómo dan un paso hacia atrás, en medio de la situación tan crítica que enfrentamos con la inseguridad, el desempleo, la inestabilidad financiera, los índices de corrupción y demás males que nos aquejan, serán el complemento de tragedias como la que hoy se vive en la capital.

La unidad es lo que nos ofrece la solución

Los mexicanos tenemos en común algo con el mítico fénix, pues según la mitología griega, éste se consumía por acción del fuego cada 500 años para luego resurgir renovado. La muestra de ello es que tragedia tras tragedia nos hemos levantado y siempre tenemos una nueva manera de rehacer. No nos resignamos y no nos quedamos con lo que sucedió, sino con lo que vamos a hacer. Damos paso a lo que sigue sin olvidar lo que vivimos, de eso sólo nos queda aprender.

Reconstruimos, limpiamos, mejoramos y de cara al mundo enfrentamos todas las adversidades que se presenten, siempre dando nuestra mejor sonrisa.

Anuncios

No permitamos que esta sea la excepción. No caigamos en rumorología y en vez de eso, si está en nuestras manos brindar ayuda hagámoslo, sólo unidos como nación podremos salir de los hoyos en la que de manera natural o provocada nos encontremos, en problemas que tengan el mismo denominador común: el bienestar propio y de nuestras familias. #ciudaddemexico #lluvias