Una planta que es utilizada desde hace milenios por la humanidad para diferentes cosas, que van desde las dolencias musculares crónicas más bochornosas, y enfermedades terminales como el cáncer, hasta la mera recreación individual por simple placer. El cannabis pertenece a la familia de las plantas mágicas en la naturaleza que desde siempre han dado un impulso a la humanidad en diversos rituales y procesos de introspección, de búsqueda y conexión con el centro mismo de la vida.

El poder paliativo del cannabis

Sin embargo, luego del increíble poder curativo y la fama positiva que tenía entre los agricultores pues era un cultivo de uno u otro modo sencillo y que daba excelentes resultados con los cuidados necesarios, una gran campaña publicitaria en contra que modificó las creencias populares que se tenían sobre la #Marihuana en el siglo pasado llegó para terminar por anular en muchos sentidos la poca o mucha información que la población pudiera tener sobre ciertas cosas, generalmente aquellas que les diera una apertura mayor.

Anuncios
Anuncios

Los que, de acuerdo a las circunstancias históricas, conservaron el poder tuvieron que idear cómo “controlar” a las poblaciones y sus actividades. La prohibición de la cannabis no llegó por arte de magia, en realidad, pudo haber sido un proceso concienzudamente ideado en el que diversos factores entraron en juego para controlar su salida a mercado. Por ejemplo, en los Estados Unidos, durante el siglo pasado hasta que vino la prohibición en el año 1937, en forma de una ley tajante con respecto a maría hasta hace poco, eran frecuentes y de hecho había una industria notable en términos médicos y otros como construcción, textil y comestible empleando al hermano “cáñamo”, años después de la prohibición, poco menos de un siglo, ¿qué país se mantiene en la cima de la industria de la marihuana medicinal? Sí, los Estados Unidos.

Anuncios

Países como Israel en términos médicos también tiene aportaciones invaluables e inéditas al mundo cannábico. Países Bajos es un referente para la marihuana recreativa, turística además de todo.

¿Cuáles son los estigmas hacia el consumidor de Marihuana?

A pesar de que la mirada social hacia los usuarios de esta planta recreativa y medicinal y sus derivados ha disminuido en brutalidad gracias a la aceptación de los valores que tiene, no deja de existir un cierto desdén hacia estos. Por términos de la legalidad de la marihuana uno de los primeros indicios que se tiene de alguien que fuma, inhala (a través de la vaporización), come, unta o siembra es que es un criminal. Su presencia en “barrios bajos” llenos de peligro hace que aumenten éstas sospechas e indagaciones, además de que sea evidente que una gran parte de criminales la consumen o son adictos a otras drogas. En fin, sea cual sea la razón del descontento, nunca pasará desapercibido de las críticas y comentarios despectivos aquel que haga uso de la hierba.

Anuncios

Es un tema amplio, lo bastante como para abordarlo en varios capítulos pues tanto su pasado, su presente como la proyección que pueda tenerse a futuro merecen un escrutinio bien planificado que otorgue o no una respuesta benefactora para la sociedad como tal y para el individuo.

¿Qué implementó recientemente el gobierno uruguayo?

El 19 de julio de 2017 quedará para la historia, será recordado como el inicio de un ejemplo de cómo hacer las cosas. Luego de varios años de implementaciones y regulaciones a las normas establecidas, el Estado ha conseguido hilvanar un proyecto que parece tener entereza y lucidez pues, como debe suponerse, está diseñado para dar cabida a un mercado #legal que favorezca la industria, a los consumidores, a los no consumidores y al mejoramiento del país en general. #Uruguay debe ser un ejemplo para otras naciones latinoamericanas y el mundo entero, al menos en cuestiones de éste tipo. Se sabe de antemano que los uruguayos gozan un estilo de vida óptimo desde hace tiempo, han sabido ser hábiles ante ciertos temas de los cuales otras naciones americanas siguen sufriendo y obteniendo malos resultados.

Con respecto al tema de la marihuana, han logrado pueblo y gobierno sentar las bases para la regulación total, una despenalización de la planta para usos médicos y recreativos principalmente. Uruguay ha conseguido eliminar el estigma y dar pauta a la inclusión, formando quizás una sociedad más sana, al menos en el territorio que ocupan de Sudamérica, que aunque pequeño en comparación a “otros”, demuestra tener un enorme potencial para salir avante y crecer en todo sentido.

La ley "19.172" sobre la venta de marihuana

Desde el 2013 con José “Pepe” Mujica al mando, el Parlamento aprobó la ley “19.172” que aprobaba la venta legal de marihuana de uso no médico. Luego de esto se establecieron otras normas y se retomaron algunas otras del pasado para ir cimentando un proyecto que no resultase en una catástrofe. Clubes cannábicos, auto cultivo permitido y más, fueron las ideas que dieron apertura al camino que se veía prometedor para muchos y una completa locura para otros, especialmente la crítica extranjera y más. Sin embargo, el pueblo del Uruguay supo establecer límites sin dejar de ser abiertos a los nombrados temas tabús del mundo.

Recuerdo a Mujica decir, y citaré mal “Prefiero legalizar la marihuana que dejarla en manos del narcotráfico”, y al fin se cumplió, aunque el Estado por sí no es quien “gana” exactamente tras las novedades que entrega y que deja envidiar desde países como México, El Salvador, Argentina, por supuesto, naciones que no han podido erradicar el mal del narco, de la corrupción y otras falacias que se muestran tan arraigadas como nunca antes lo habían hecho, aún así, desde el norte del continente felicitamos al pueblo uruguayo por atreverse a quebrantar las barreras “impuestas” e intentar hacer las cosas de otro modo, al final, la política como la vida, es un juego de prueba y error hasta que algo salga bien o hasta que todo termine por completo.

Arriesgarse fue bueno, día miércoles y las farmacias se prepararon desde temprano para recibir a los primeros clientes de ésta fecha histórica, digna de admirar y apreciar. Muchos clientes hicieron largas filas en completa calma y alegría para comprar algunos gramos para probar y para estrenar su registro como compradores legales de marihuana no médica sino recreativa, un paso que para muchos significa no tener problemas con el Estado y la sociedad por un acto que es completa responsabilidad individual del sujeto. Además, con acciones como las que toma el gobierno se reducen dramáticamente las posibilidades de que menores de edad prueben y consuman constantemente, hasta llegar a caer, quizás en una adicción éste y otro tipo de sustancias pues los únicos que podrán adquirir marihuana en éstas condiciones son mayores de 18 años previamente registrados para ésta modalidad de consumo.

¿Cuánto se puede comprar, quiénes y dónde?

Los “adquirientes” (+18) deberán acercarse a la farmacia de su preferencia de un total de más de quince farmacias registradas para llevar a cabo la venta, cada uno de ellos, utilizando su huella dactilar al momento de la compra, podrá llevarse consigo un máximo de 40 gramos por mes exclusivamente para uso personal.

Las farmacias venderán sus cogollos a un precio de poco más de $100 pesos mexicanos, unos $6,5 USD, y cada empaque contendrá 5 gramos de flores completamente limpias de cannabis en estado natural sin moler o prensar. Se comercializarán dos variedades base ‘Alfa I’ y ‘Beta I’, híbridos de predominancia indica y sativa respectivamente. Las instancias encargadas de la producción de la marihuana son dos: Symbiosis e International Cannabis Corp, ambas ganadoras de una licitación pública, éstas mismas envasan, procesan las flores (secado y curado) para su venta y consumo final. Con esta medida, los consumidores se verán beneficiados por primera vez abiertamente sin apaciguar sus propios derechos. Uruguay ha conseguido eliminar los limitantes y convertirlos en cosa del pasado.

Mucha calma si ya estás planeando tu salida al país del sur para experimentar un mundo libre con reglas sensatas y coherentes, como pudiéramos denominarle, pues la compra y el consumo estará solamente permitido para residentes con acreditación, es decir que hayan atravesado y cumplido el proceso de registro en vigor, pero quizá muy pronto una nueva modalidad llegue y podamos viajar hasta allá en búsqueda del ejemplo de inclusión y dominio de aquello que antes solía ser un conflicto.

El ejemplo de que sí es posible cohabitar en paz

Éste proyecto que comienza deberá afianzarse y demostrar a través de los resultados su validez, si es así, tan solo será cuestión de tiempo para que el gobierno de la República Oriental del Uruguay nos sorprenda con algo más digno de respeto y seguimiento por parte de naciones como México, que se ven lejos de la puesta en práctica de modelos que modifiquen el estatus no sólo de la planta ni de los consumidores, sino del mercado de las drogas en general, que aunque “no está permitido” deja huellas en las almas y el país que no podrán borrarse. Es hora, quizá, de poder intentar cambiar, allá, en el sur se está dando el ejemplo, un país latinoamericano que ha reaccionado y actuado para su bien. ¡Enhorabuena!