Este miércoles, a eso de las once de la noche, hora europea, Donald Trump aterrizó en Polonia para realizar su primera visita bilateral a un país europeo desde que asumió la presidencia de los Estados Unidos.

A pesar de que gran parte de las luces enfocaban al magnate debido a la polémica decisión de que su primer encuentro con otro presidente europeo fuera el de Polonia y no el de alguno de los países reconocidos como sus aliados políticos, algunos flashes estaban dirigidos a las dos mujeres que habitualmente acompañan a presidente: su esposa Melania y su hija Ivanka, ambas conocidas por estar siempre con atuendos despampanantes.

Anuncios
Anuncios

La parada en el país polaco no fue la excepción. A la bajada del avión, Primera Dama lució un trench verde gabardina con grandes solapas y un pañuelo de seda del mismo tono.

Mientras que a hija del presidente optó por un traje de dos piezas de color fresa que pertenece a la colección Resort 2018 de Escada.

Tanto Ivanka como Melania optaron por zapatos de taco negros y además decidieron aparecer peinadas con el cabello suelto para dar un look más natural. Dos atuendos completamente diversos, pero que sin duda se robaron todas las miradas, tras el aterrizaje del Air Force One #Trump #Look Ivanka y Melania Trump