Sin duda que el Caso Petrobras es el mayor escándalo de corrupción de la élite de Brasil y este miércoles cobró a su primera víctima. Se trata del ex presidente del país sudamericano Luiz Inácio #Lula Da Silva, quien fue condenando a nueve años y seis meses de cárcel por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Una sentencia que quedará en los libros de historia como la primera vez que un ex presidente brasileño es condenando por casos de corrupción.

La pena fue otorgada en el marco de la investigación del Caso Petrobras que lleva más de tres años en curso y que es liderada por el juez Sergio Moro, quien consideró que Da Silva es responsable de haber aceptado 3,7 millones de reales (cerca de 1,1 millones de dólares).

Anuncios
Anuncios

Según los informes de la investigación, Da Silva habría utilizado el dinero en una reforma de un departamento de tres plantas en una zona de lujo de Sao Paulo, a cambio de contratos públicos a la constructora OAS SA, que también está implicada en el caso Petrobras.

A pesar de haber sido declarado culpable, el popular ex presidente brasileño no deberá ir a prisión. Medida que según Moro se tomó para que en el proceso de apelación al cumplimiento de la sentencia en libertad, Da Silva evite ciertos traumas, debido a que la entrada en prisión de un ex presidente de la república podría significar un problema en la opinión pública.

Pero todo podría seguir empeorando, ya que si es condenado en segunda instancia, quedaría inhabilitado para presentase como el candidato de la izquierda brasileña en las próximas elecciones del país que se llevarán a cabo en 2018.

Anuncios

Cabe destacar, que en los últimos años el ex mandatario de 71 años siempre se ha declarado inocente y en más de una ocasión aseguró que las acusaciones en su contra eran parte de una "caza de brujas" en su contra.

Sin embargo, el juez de la investigación Lava Jato, que significa auto lavado en portugués, aseguró que el delito Lula fue algo bastante complejo debido a que realizó diversas prácticas en diversos momentos de su mandato.

Los cinco procesos que afronta Lula Da Silva

El primer proceso que afronta el ex mandatario es el de haber recibido el millonario soborno de cerca de 1,1 millones de dólares. Dinero con el que habría reformado el tríplex en Sao Paulo. Delito por el que fue condenado a nueve años y medio de cárcel.

La segunda causa judicial que afronta Da Silva corresponde al Instituto Lula. Una investigación que también está en manos del juez Moro y que indaga el hecho de que la constructora Odebrecht haya ofrecido 12 millones de reales para comprar, a manera de soborno, el terreno dónde se construiría dicho Instituto que tenía como objetivo divulgar el legado de Da Silva.

Anuncios

A pesar de que finalmente el pago no se concretó la justicia de Brasil asegura que el delito estaría de todas formas consumado.

El tercer delito por el que podría ser declarado culpable tiene que ver con un supuesto lavado de dinero en la compra de aviones de combate a Suecia por una cifra de cerca de 5 mil millones de dólares. Dicha compra se habría concretado en el gobierno de la destituida ex presidenta Dilma Rousseff. Se acusa al ex presidente de haber recibido cerca de 2, 25 millones de reales en el dicha compra. Dinero que habría recibido por medio de la empresa de su hijo.

El cuarto proceso por el que es investigado hace referencia a una supuesta compra de silencio del ex mandatario a un ex directivo de Petrobras, quien también estaba involucrado en el escándalo y quien estaba a punto de firmar un acuerdo con la justicia en el que proporcionaría detalles del fraude.

El quinto caso es el Caso Angola, en el que se le acusa de tráfico de influencia, corrupción pasiva, lavado de dinero y la formación de una organización delictiva. #Lula Da Silva Prisión #Lula Da Silva Condena