Anuncios
Anuncios

El terror, aunque las autoridades se apresuren a asegurar que no esté relacionado con el terrorismo, sigue extendiéndose por la mayoría de los países de Europa.

Tras ser atacadas por un hombre que usó como arma una #motosierra, cinco personas resultaron heridas, dos de estas con lesiones de gravedad, en Schaffhaussen, Suiza; en una agresión que las autoridades se apresuraron a declarar -como parece ser la nueva tendencia en los países europeos- que no fue un acto terrorista.

El autor del ataque, identificado como Franz Wrousis, de 51 años, fue catalogado por la policía local como un hombre “muy peligroso” y logró darse a la fuga tras perpetrar el ataque, que tuvo lugar en un edificio de oficinas que se localiza en el centro histórico de esta localidad.

Anuncios

Las autoridades sospechan que se internó en un bosque cercano.

Además de prevenir a la población, la policía implementó un operativo de búsqueda para capturar al agresor, al que describieron como un hombre de 1.90 metros de estatura, con calvicie incipiente y de aspecto descuidado, y difundieron imágenes del sospechoso que fueron captadas por cámaras de vigilancia.

Desencadena fuerte movilización

De acuerdo con las primeras averiguaciones, el sujeto escapó a bordo de una furgoneta Volkswagen. El ataque ocasionó una fuerte movilización policíaca y de cuerpos de socorro, además de que testigos señalaron a medios de comunicación que una gran parte del centro de la ciudad fue acordonado.

Otras personas que también presenciaron la agresión, señalaron que minutos antes habían visto al perpetrador rondando la zona con la motosierra en sus manos, y agregaron que súbitamente comenzó a atacar con el instrumento motorizado a quienes tenía cerca.

Anuncios

Un aspecto a destacar es que desde hace algunas semanas, en diversas ciudades que han sido víctimas de atentados terroristas previos -como Londres y París- se han registrado otros sucesos, como atropellamientos y ataques con arma blanca, y prácticamente lo primero que hacen las autoridades es asegurar que estos hechos no tuvieron relación alguna con actos de #Terrorismo.

No es terrorismo, pero igual aterroriza

Esto recuerda a la “estrategia” implementada por las autoridades mexicanas, las cuales desde que se desató la crisis de inseguridad ocasionada por la delincuencia organizada, cada vez que ocurría una balacera o aparecían cadáveres abandonados, se apresuraban a declarar que sólo se trataba de “hechos aislados”. Como si con esa frase mágicamente eliminaran la terrible situación de violencia que envuelve al país.

En el caso de #Europa, el asegurar que los recientes sucesos no son actos terroristas no cambia el hecho de que cada vez se vuelve más inseguro vivir en muchas de sus ciudades, y hasta pasan por alto que el clima de violencia que han desatado los actos de grupos extremistas probablemente ha impulsado a otras personas deseosas de desatar sus instintos agresivos, aunque no compartan la ideología del terrorismo.

Anuncios

A fin de cuentas, por terrorismo o por actos espontáneos de desequilibrados mentales, el resultado de estas agresiones es el mismo: víctimas mortales, personas heridas y una sensación de que ya no es seguro vivir o visitar las hermosas ciudades de primer mundo del Viejo Continente.