¿Por qué en #Finlandia los #Jóvenes profesionistas están dejando su país? Una pregunta que en primera instancia suena fuera de lugar, ya que el país nórdico siempre se ha caracterizado por estar fundamentado en un Estado de bienestar; sin embargo, desde 1917 muchos jóvenes han emigrado a los Estados Unidos de América y - durante la Segunda Guerra Mundial - a Suecia.

Actualmente, los profesionistas fineses dedicados a la industria financiera, al diseño gráfico, a la informática, a la fotografía y a la investigación se han trasladado a grandes capitales de Europa como Estocolmo, Amsterdam y Berlín. Por increíble que suene, la principal razón de su movilidad geográfica es la falta de oportunidades laborales, lo cual reduce considerablemente la posibilidad de que éstos regresen a su país de origen.

Anuncios
Anuncios

Recientemente, el Foro Económico Mundial dirigió una investigación, donde la muestra era representada por 799 profesionistas fineses que se radicaban en el extranjero y con un rango de edad de 20 a 40 años. Cuando se les cuestionó si regresarían a su país de origen, sólo un 19% lo consideró como una posible opción. Una gran cantidad de los sujetos de estudio, considera que la experiencia profesional adquirida al cruzar las fronteras es superior a la que se pudo acceder en el mercado laboral doméstico.

En 2015, dos mil fineses abandonaron su país, mientras que, en 2009 sólo había emigrado cerca de 500 personas, de este total sólo la mitad representaba a la comunidad universitaria y la mayoría eran mujeres.

Finlandia es un país preocupado por educar a sus ciudadanos y dotarles de grandes habilidades no sólo para enfrentar los desafíos académicos, sino personales y profesionales; sin embargo, la fuerza laboral que ha gestado a lo largo de los años la nación nórdica se está fugando a otros países del primer mundo, por lo cual, la inversión que el gobierno finés hace en la educación está dejando de ser redituable.

Anuncios

Aunque el gobierno apuesta por la preparación académica, muchos profesionistas fineses han abandonado el país debido a los recortes en la educación superior, estimados en 500 millones de euros. Si esta situación sigue vigente, podría acarrear problemas más graves en el sistema educativo y desestabilizar algunas otras estructuras importantes como la económica y demográfica.

La expatriación podría provocar la fuga de talento y la desestabilización de la población, ya que al irse las personas más jóvenes, Finlandia se convertiría en un país envejecido. #migración