Cada movimiento que realiza Donald #Trump da mucho de que hablar. No sólo porque es el presidente de los Estados Unidos, una de las grandes potencias mundiales, sino porque siempre hay una segunda intención.

Su viaje a Polonia no fue la excepción: Antes de partir a Hamburgo para la cumbre del G-20, el mandamás de la Casa Blanca hizo una escala en Polonia para realizar su primera visita bilateral en un país europeo, dónde se reunió con con su par polaco, Andrzej Duda, y luego dieron una conferencia de prensa en conjunto.

Su llegada, como es habitual, no estuvo ajena a las manifestaciones en su contra. De hecho, la editora del diario francés Le Monde, Sylvie Kauffman publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que Greenpeace criticaba la salida de Estados Unidos de París con un letrero de Neón de decía "No Trump, sí París".

Anuncios
Anuncios

Unos de los anuncios que más revuelo causó fue el hecho de que la Casa Blanca le venderá misiles de medio alcance a la nación europea. Información que confirmada por el ministro de defensa polaco, Antoni Macierewicz, eso sí el acuerdo de compra- venta aún no está firmado por ninguna de las partes.

Una visita histórica

En el marco de las grandes diferencias que ha tenido Washington con sus habituales aliados como Alemania y Francia, la decisión de visitar Polonia no fue al azar. Pues tanto Estados Unidos como Polonia son anti Rusia.

De hecho en medio de la conferencia , Trump aseguró que en este momento "Polonia y Estados Unidos están más unidos que nunca", declaraciones que dejan en claro la política de aislamiento que está siguiendo el gobierno del magnate estadounidense.

Anuncios

Una actitud que está siendo bastante criticada por los países miembros de la comunidad europea, ya que Polonia siempre ha sido un país al que mira con bastante recelo debido a su corte conservador y ultra nacionalista, que se contradice con los valores de la comunidad europea.

Importación de gas licuado

Tras la conferencia conjunta tanto Trump como su homólogo polaco, se reunieron con otros líderes de Europa Central y Oriental. Se cree que el objetivo de este encuentro era meramente económico, pues Trump se habría reunido con los distintos jefes de estado para proponerles que le importen gas licuado a Estados Unidos. El caballo de batalla para conseguir este acuerdo sería que de esta forma dejarían de tener una dependencia energética con Rusia, que es su principal proveedor.

Una idea que gusta bastante a Polonia, pues este país recibiría inversiones estadounidenses y se convertirá en el centro logístico para la administración de este combustible en todo el este del viejo continente.

Rusia pudo intervenir

Otro de los broches de oro que dejó esta mediática reunión en la segunda visita europea del magnate, se debió al hecho de que el Republicano dejó bastante claro de que Rusia pudo intervenir en la campaña electoral que lo dejó a él como presidente de los Estados Unidos.

Anuncios

Eso sí, sus declaraciones salpicaron a Barack Obama, ya que le envió un dardo al ex mandatario pues declaró a modo de pregunta el por qué Obama no hizo nada al respecto si es que era tan evidente la intervención del gobierno ruso.

La situación con Corea del Norte

La provocación de Corea del Norte a los Estados Unidos, luego de lanzar un misil intercontinental a modo de prueba, aún esta latente y Donald Trump no dejó pasar la oportunidad para hablar al respecto y dijo que "Corea del Norte es peligrosa" y que habrá consecuencias. Además aprovechó de hacer un llamado a los países aliados a combatir el terrorismo y los actos inaceptables del gobierno norcoreano, ya que son una verdadera amenaza para toda la humanidad. #G20 #Trump en Polonia