Anuncios
Anuncios

Hace apenas unos días, India era uno de los pocos países en donde los hombres musulmanes, bajo amparo de la Ley Islámica, podían divorciarse de su mujer en minutos repitiendo tres veces la palabra talaq (divorcio).

Tras recibir numerosas peticiones individuales y de grupos activistas, la Suprema Corte de India declaró esta práctica inconstitucional y anti-Islámica.

Desarrollo del caso

En las últimas tres décadas han existido diversas campañas exigiendo que se prohíba el llamado triple-talaq; sin embargo, la protesta cobró fuerza en febrero de 2016, cuando Shayara Bano, una mujer de 35 años, fue directamente a la Suprema Corte de India a pedir justicia.

Anuncios

De acuerdo con sus declaraciones, Bano se encontraba visitando a sus padres en Uttarakhand cuando recibió una carta de su marido divorciándola con esta práctica. Después de varios intentos fallidos para contactar con él y de que se le prohibiera acercarse a sus hijos, Bano pidió la prohibición total del triple-talaq, describiéndolo como “ilegal, inconstitucional, discriminatorio y en contra de los principios modernos de la justicia de género”.

A ella se sumaron cuatro mujeres más en igualdad de circunstancias, así como varios grupos activistas y ONGs en pro de los #Derechos de la mujer.

De acuerdo con las declaraciones de las principales activistas, en los últimos años cientos de mujeres –especialmente quienes viven en circunstancias sociales desfavorecedoras- han sido divorciadas de esta manera.

Anuncios

Muchas de ellas se han quedado sin dinero ni techo, por lo que han tenido que regresar con sus familias o soportar condiciones de extrema miseria.

En una victoria 3 a 2, la Suprema Corte de India falló a favor de la prohibición del triple-talaq. Con esta decisión, calificada como una victoria histórica para los derechos de la mujer, India se convierte en el vigesimotercer país en prohibir la práctica, sumándose a naciones como Egipto, Sri Lanka, Malasia, Pakistán, Bangladesh y Emiratos Árabes Unidos.

Las reacciones nacionales e internacionales no se han hecho esperar. El Primer Ministro Narendra Modi aplaudió la decisión de la Corte, calificando la nueva ley como una herramienta para el empoderamiento de las mujeres Musulmanas y la #Equidad de género.

A pesar del aplauso mayoritario, la All India Muslim Personal Law Board, una organización no gubernamental dedicada a proteger y continuar la aplicación de la Ley Islámica, declaró durante el juicio que el gobierno no tenía jurisdicción sobre este asunto.

Anuncios

No han hecho una declaración oficial tras la decisión de la Corte, sin embargo, uno de sus miembros ejecutivos aseguró al periódico local The Hindu que esta decisión tiene grandes repercusiones en los derechos religiosos de los grupos minoritarios del país.

El triple-talaq antes y ahora

El ejercicio del triple-talaq se remonta siglos atrás, si bien no es mencionado en la Sharia ni en el Corán. De hecho, el Corán tiene su propia explicación de cómo conseguir un divorcio: tras solicitarse, se debe dar un lapso de tres meses para permitir que la pareja tenga tiempo para reflexionar y reconciliarse.

De acuerdo con ciertas interpretaciones de la Ley Islámica, un hombre puede divorciarse y volver con su mujer dos veces. Después del tercer divorcio el matrimonio no puede restaurarse sin intervención de un tercero. De ahí que la palabra se repita tres veces. Sin embargo, los estudiosos han discutido por años si se alcanza el divorcio total tras pronunciar tres veces la palabra o bien, si es necesario que el triple-talaq se pronuncie tres veces. #Derechos Humanos