La mañana del 1 de agosto, Vanessa Ledezma vivió un terrible déjà vu. El régimen venezolano de Nicolás Maduro le hizo revivir el peor momento de su vida en los últimos años: la imagen de su padre, empujado por hombres armados, transportado como un delincuente común, la golpeó por segunda vez. Ella supo la noticia por las redes sociales y por el video grabado con el teléfono celular de la vecina de casa, entre gritos y desesperación.

“Eso no se lo perdonaré jamás al régimen”

“Ver a mi padre tratado como un delincuente, que se lo llevaran en medio de la madrigada, sin saber quiénes eran esas personas y por qué lo hacía. Empujado, agredido, vestido con el pijama de noche.

Anuncios
Anuncios

Él que es ya un señor mayor. Es el momento más difícil que he tenido que enfrentar en estos años. Y no se lo perdonaré jamás al régimen de Maduro”, cuenta la hija del prisionero político venezolano.

El primer arresto en el 2015

La primera vez que pasó fue el 19 de febrero de 2015. Ledezma fue arrestado por agentes del servicio de inteligencia bolivariana Sebin en su oficinal de la Torre Exa en la capital venezolana. El video de las cámaras de seguridad dieron la vuelta al mundo, como el video del pasado lunes. Desde entonces el alcalde Caracas espera el proceso judicial. Corre el riesgo de ser condenado a 26 años de cárcel por “traición a la patria”. Se le acusa de haber participado en la Operación Jericó que buscaba atacar al gobierno de Maduro. Su culpa: ser uno de los principales exponentes de la oposición al chavismo.

Anuncios

Las críticas de Antonio Ledezma

Antonio Ledezma, alcalde Caracas y líder fundador del partido Alianza Bravo Pueblo era a en arresto domiciliar por motivos de salud desde febrero del 2016. Según Vanessa Ledezma, la medida de “casa por cárcel” le fue revocada porque el pasado lunes 31 de julio su padre difundió un video en el que critica el fraude electoral de la Asamblea Constituyente e invita a la oposición venezolana a ser más decidida en las negociaciones con el gobierno guiadas por el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

“Mi padre criticó esa farsa – explica Vanessa Ledezma – criticó aquellos resultados que fueron desaprobados por 40 países, que no legitiman esas elecciones. Ese gobierno [VIDEO] es así, trata de silenciar a todos aquellos que alzan la voz en defensa de la democracia y la libertad. Pero no lo lograran porque hoy nosotros somos esa voz. Por la libertad de mi padre pero también por la libertad de #Venezuela”.

La responsabilidad de Nicolás Maduro

Han pasado 24 horas y todavía no se sabe dónde y cómo está Ledezma.

Anuncios

“Nicolás Maduro es responsable de cualquier cosa que le pueda pasar a mi padre. Al momento del traslado sus condiciones de salud eran buenas y así tienen que permanecer. Por fortuna, no necesita medicinas fijas pero sí tiene que tomar vitaminas e integradores”, dijo la hija. Los abogados no han podido verlo, tampoco sus familiares. Se dice que está en Ramo Verde, el cárcel militar, pero son sólo rumores. Allí podría estar también Leopoldo López, fundador del partido Voluntad Popular, trasladado a la misma hora de su casa, donde estaba por arresto domiciliario desde el 8 de julio del 2017 después de tres años de cárcel.

El dolor de la familia venezolana

Vanessa Ledezma vive desde hace siete años en Italia. De Venezuela extraña el clima, la gente, que no se rinde ante las dificultades, y sobre todo su familia. Recuerda el dolor y el sufrimiento de estos años, y también la tragedia que viven tantas familias venezolanas: “Madres que no tienen que llevar a la mesa para sus hijos, medicinas que no se consiguen, el dolor de las madres que han visto morir a sus hijos jóvenes durante las protestas en las que pedían un futuro mejor”.

“La ultima vez que abrace a mi padre fue hace dos años, en la cárcel de Ramo Verde, donde quizás hoy volvió – dice Ledezma -. Fui con mis hijas, que no entendían por que el abuelo esta en la cárcel si no hizo nada. Sin embargo, aquella vez mi padre me trasmitió mucha fuerza y esperanza”. #Derechos #Derechos Humanos