El huracán Irma como se predijo, arrasó con gran fuerza las islas de Caribe llevándose consigo gran parte del mar de Las Bahamas, dejando también varias playas secas.

Varias playas fueron víctimas de un oleaje de aproximadamente 6 metros de altura, lo que provocó que las playas se convirtieran en un montón de arena.

Estudios meteorológicos ven a este fenómeno como una consecuencia normal pero casi imposible de presenciar a causa de los huracanes, se da por la fuerza tan grande con la que arrasan como lo hizo "Irma" [VIDEO], y es que en el centro de la tormenta la presión es baja, así que se lleva el agua hacia arriba haciendo algo similar a la succión.

Anuncios
Anuncios

Por motivos de seguridad, se dio el aviso que las personas no deben estar cerca de las playas, ya que como lo menciona Wayne Neely -experto en meteorología-, el agua del océano regresará a su lugar y muchas veces lo hace con una gran fuerza. Es por eso que se alerta a los residentes que permanezcan seguros y alejados de las costas.

Causa de gran pánico

Los residentes, al ver como el agua del océano de alejaba, no dudaron en pensar que era alerta de tsunami, muchos buscaron refugio y lugares seguros para así esperar lo que fuera a suceder.

Se publicaron gran número de fotografías donde los usuarios mostraban en sus redes sociales la playa totalmente seca, muchos residentes pudieron caminar por la orilla de la playa sin ver nada del océano.

Después de analizar lo ocurrido se dio el aviso que no se trataba de tsunami, sino de un fenómeno ocurrido gracias a la gran fuerza de los huracanes.

Anuncios

El agua del océano desapareció por unas horas regresando poco a poco a su lugar de origen.

El mar se aleja

Lo mismo ocurrió en Tampa, Florida, cuando observaron que el mar se iba alejando poco a poco antes de que Irma llegara. Muchos aseguran que los fuertes vientos que Irma esta provocando hacen que el mar se vaya alejando de las playas.

Muchas personas decidieron ir a observar por ellos mismos lo que este fenómeno había creado. Caminando por el bulevar de Bayshore, en Tampa, muchos paseaban en donde días antes se encontraba la bahía, que llegaba hasta 200 yardas mar adentro.

En cambio, en Tampa ya se dio la alerta de que nadie puede permanecer cerca de la bahía, ya que con el huracán Irma se espera que el agua regrese golpeando con gran fuerza. El Centro Nacional de Huracanes recomienda a los residentes buscar refugio o un lugar seguro, ya que el agua que los fuertes vientos han barrido, al pasar el huracán regresará a su lugar original. #florida #huracan