La demanda de #gas natural está creciendo en todo el mundo. Por ello, el presidente Vladimir Putin goza de más fuerza política. Rusia es el principal exportador de metano, que es la gran riqueza del País. Parte del conflicto con #Estados Unidos se debe, quizás, a que con la revolución del shale gas el juego global de la energía está cambiando.

Todos quieren gas pero muy pocos lo tienen. Las sanciones internacionales pasan por el tema político pero tienen sin duda una base (o un fin) en la economía. Gazprom, la empresa estatal rusa que administra el gas, responde a las indicaciones que salen del Kremlin.

Muchos analistas insisten que el 2018 será el año en el que comenzará una verdadera guerra del gas en el mundo.

Anuncios
Anuncios

Según los datos de la Agencia Internacional de Energía, en el año 2015 la producción de gas natural rondó los 3.590 mil millones de metros cúbicos. Entre los primeros productores están Estados Unidos con 769 millones de metros cúbicos; #Rusia con 638 millones de metros cúbicos e Irán con 184 millones de mc. A seguir están Qatar, Canadá, China, Noruega y Arabia Saudita. La lucha por el mercado del gas, entre demandas y ofertas, comercio y distribución, dibujará un nuevo cuadro geopolítico internacional.