Anuncios
Anuncios

Ultimamente México ha sido azotado por la fuerza de la naturaleza. Primero fueron los huracanes y las tormentas tropicales. Fenómenos a los que el país azteca está bastante acostumbrado, principalmente en el Golfo de México.

Sin embargo, en las últimas semanas el país norteamericano ha estado en el centro de atención por la fuerte actividad telúrica a la que se ha visto sometido.

Primero el terremoto 8.2 escala de Richter con epicentro en el Golfo de Tehuantepec y que le robó el primer lugar al ocurrido el 19 de septiembre de 1985 y que dejó cerca de diez mil víctimas fatales.

32 años después la tragedia del 85 nuevamente volvió a la escena, esta vez porque el 19 de septiembre de 2017 justo dos horas después de haber realizado el habitual simulacro que conmemora a las víctimas, a tierra nuevamente se hizo notar y azotó al país con un movimiento telúrico 7.1 escala de Richter.

Anuncios

México bajo placas

Aunque parezcan casos aislados y se hable poco al respecto, la realidad es que México convive diariamente con los movimientos sísmicos. De hecho el territorio mexicano convive con cinco placas tectónicas: la norteamericana, la de Cocos, la placa del Caribe, la del Pacífico y la de Rivera, por lo que la liberación de la energía de la tierra es algo a lo que los mexicanos deberían estar habituados.

Según explicaron desde el Centro de Investigación Científica la razón que causó el desastre del martes se debió al hundimiento de la placa de Cocos en la Norteamericana. Lo poco habitual de esto con el resto de las otras placas es que la placa de Cocos es una microplaca que se encuentra atrapada entre la Norteamericana y la de del Pacífico. Además, el impacto del 19 de septiembre ocurrió un poco más al ese de lo habitual, por lo que la fractura ocurrió en un lugar en el que los expertos no esperaban.

Anuncios

El complejo panorama nacional

Tras el fatal #Terremoto de este martes que hasta el momento lleva más de 230 víctimas [VIDEO] las autoridades alertaron que el país se encuentra en un contexto tectónico muy complejo. [VIDEO] Además los expertos recalcaron que el movimiento del 19 de septiembre no fue una réplica del ocurrido el 7 de septiembre pasado.

Según declaró la directora del Servicio Sismológico Nacional (SSN), Xyoli Pérez Campos, explicó que la zona de Morelos y Puebla, dónde se originó el de este martes tiene una larga historia de sismos importantes. De hecho recordó que en 1999 hubo un terremoto en esa zona de magnitudes similares.

Historia telúrica

El terremoto de 1985 marcó un antes y un después en la historia del país. Si bien por más de tres décadas fue el más fuerte que se había registrado en el país, lo años que le sucedieron no estuvieron ajenos a la intensidad de la tierra.

En 1999 las placas tectónicas nuevamente se hicieron notar y provocaron un sismo magnitud 7.5 con epicentro en Oaxaca y que terminó con la vida de 50 personas y con la caída de varias edificaciones estatales y viviendas particulares.

Anuncios

Cuatro años más tarde Ciudad Armería fue el foco de atención. Esta vez el sismo fue de magnitud 7.6 bajo la escala de Richter, dejó menos víctimas fatales que el terremoto de Oaxaca, pero su intensidad desplomó el Edificio Federal en Manzanillo.

En el 2012 el país azteca nuevamente fue azotado por la intensidad telúrica. Al igual que el del 99 se registró una intensidad de 7.5, pero esta vez se originó en Omepetec, Guerrero y registró más de 44 réplicas, algo que hasta ahora no se ha visto en el ocurrido este 19 de septiembre.

Aunque el 85 es el año que todos recuerdan, en 1957 también hay registros de fuertes sismos. El sureste de Acapulco se vio azotado por un movimiento de placas tectónicas que provocó un sismo de 7.8 grados y terminó con la caída del Ángel de la Independencia. #TerremotoMexico