Durante los últimos desastres naturales que se han presentado en México y en gran parte del mundo se ha desatado un debate entre que pueden ser una consecuencia de las acciones que la humanidad ha tenido con la naturaleza; que es algo natural de la Tierra o que los gobiernos están detrás de todo esto, principalmente el gobierno de los Estados Unidos de América con el proyecto #HAARP.

¿Qué es HAARP?

High Frequency Active Auroral Research Program, por sus siglas en inglés HAARP (Programa de investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) es un proyecto creado supuestamente para el estudio de la ionosfera, sin embargo, se sospecha qué será utilizado como una nueva arma de guerra.

Anuncios
Anuncios

Este misterioso proyecto de la fuerza aérea norteamericana, ha sido desarrollado en las instalaciones militares de Gakona, Alaska. Cuentan con 180 antenas que emiten ondas de radio de alta frecuencia las cuales logran llegar a la atmósfera inferior de la Tierra gracias a que funcionan como si fueran una sola antena emitiendo un billón de ondas de radio de alta frecuencia, haciendo que las ondas electromagnéticas se reflejen en la ionosfera.

Se cree que todo esto es parte de un proyecto militar para poder crear una nueva arma de energía dirigida, es decir, tener el poder de modificar el clima como parte de una estrategia de guerra.

¿Cómo surge?

Aproximadamente en 1891 Nikolás Tesla creó la corriente alterna, la energía que se utiliza actualmente, y el mismo tiempo fue el primero en buscar la forma de controlar el clima por medio de bobinas que generan rayos de altos voltajes para el estudio de la electricidad, así creó rayos en pequeña escala tales como los produce la naturaleza.

Anuncios

Tesla dio las bases para saber que las ondas E.L.F (Extremely Low Frequency) podrían dirigirse hacia la parte alta de la atmósfera y lograr tener poder sobre el clima al calentar la ionósfera.

  • Fue en 1976 cuando por primera vez se tuvo sospechas de que un arma de energía dirigida había sido utilizada, para detectar misiles enviados por parte de los Estados Unidos hacia la Unión soviética.

El Russian Woodpecker (pájaro carpintero ruso) fue el arma utilizada por la vieja Unión soviética, la cual funcionaba por medio de una gran antena que enviaba radiofrecuencias hacia la atmósfera que cubre las tierras norteamericanas, logrando inhibir las señales de radio, televisión y teléfonos.

Lo que los rusos intentaban era saber el momento en que los misiles eran enviados hacia sus tierras, lo que no sabían era lograrían un cambio climático en América del Norte.

Durante un año, el gobierno de los Estados Unidos investigó sobre el pájaro carpintero ruso y fue el 4 de julio de 1978 que inició su primer experimento basado en los E.L.F.

Anuncios

de control de clima, el cual, se dice, provocó fuertes precipitaciones de lluvia sobre los Estados del Norte de Wisconsin, causando un daño monetario de $50 millones y destruyendo múltiples áreas boscosas.

Así fue que los Estados Unidos activaron su Proyecto de Investigación de Alta Actividad Auroral, HAARP, basado en los conocimientos de Tesla.

  • HAARP ha anunciado públicamente que se trata de un proyecto académico para mejorar las comunicaciones y las condiciones de la ionosfera, sin embargo, documentos privados afirman que el verdadero fin es controlar la ionosfera con propósitos militares.

No sería raro saber actualmente que se están utilizando diferentes armas para poder manipular a la naturaleza ya que desde 1977 se firmó el tratado ENMOD, en el que se prohíbe utilizar armas que puedan alterar el clima, de esta forma podemos asegurar que no sólo se trata de ciencia ficción. #Usa #CambioClimático