Anuncios
Anuncios

De niño Carles Puigdemont quería ser astronauta. Un sueño que compartía con muchos otros pequeños de su generación, ya que la llegada del hombre a la luna fue un episodio inolvidable para muchos. Sin embargo, el que fuera hasta hace poco presidente de la Generalitat quiso realizar otro sueño colectivo: independizar Cataluña [VIDEO] de España.

Nacido en la pequeña comunidad de Amer en el 1962, Carles Puigdemont es el segundo de ocho hijos. Hijo y nieto de pasteleros, creció en un ambiente donde el trabajo y el estudio eran valores principales de vida. Estudió en el colegio Santa Maria del Collell en Garrotxa – con formación católica – y a pesar de que vivió la dictadura de Francisco Franco en su casa hablaba catalán [VIDEO].

Anuncios

Desde siempre fue apasionado de la historia y la cultura de la Cataluña. Y se lamentaba de que en los libros no se criticaba la figura de Franco. Desde pequeño cultivó la semilla del tema nacionalista, según algunas de sus profesoras de escuela. Al contrario de muchos líderes del partido Convergència, Puigdemont desde siempre fue independentista. Su liderazgo en el movimiento separatista no es improvisado. Quien lo ayudó con sus primeras ideas políticas fue el tío Josep Puigdemont, primer alcalde de la democracia de Amer por el partido CiU entre el 1979 y el 1983. #elecciones #Europa