Anuncios
Anuncios

La situación política en España ha alcanzado niveles de incertidumbre nunca antes vistos. Este viernes, la región autónoma – hasta ayer – de Cataluña declaró la independencia luego de que fue aprobada una moción en el Parlamento catalán. El gobierno de Mariano Rajoy, a su vez, pidió al Senado la activación del artículo número 155 de la Constitución española, que considera suspende la autonomía regional ante causas especiales. De ese modo, Rajoy ha pasado a asumir las funciones que antes tenía el gobierno local. El objetivo, según el presidente español, es frenar la situación de crisis que está arrastrando a la Cataluña y a la España en una profunda y peligrosa inseguridad política, jurídica y económica.

Anuncios

La posición de Mariano Rajoy

“Hay que destituir a Puigdemont, non tenemos otra opción. Es necesario tomar una decisión extraordinaria para responder a una situación crítica extraordinaria. Y propongo además convocar elecciones en los próximos seis meses máximo”, declaró Rajoy ante los senadores españoles este viernes. El presidente pidió poderes especiales para poder manejar la crisis catalana. “Estamos frente a una violación evidente de las leyes y también de una violación en contra de la democracia y de los derechos de todos los ciudadanos – ha explicado Rajoy -. Todo esto está teniendo consecuencias. La decisión de activar el artículo 155 de la Constitución no es una decisión que va en contra de Cataluña, es una decisión para proteger y defender a los catalanes”. La propuesta de Rajoy fue aceptada por los senadores.

Anuncios

Se trata de la primera vez en 40 años de democracia española que el gobierno de Madrid toma el control directo de una de las 17 regiones que gozan de autonomía. El próximo 21 de diciembre se realizarán elecciones en Cataluña.

La propuesta separatista

La declaración de independencia de JXSÌ y CUP La respuesta del gobierno catalán fue casi inmediata. A Barcelona [VIDEO], los diputados independentista del Parlamento local presentaron una moción para votar sobre la formación de una república catalana independiente de España y la declaración unilateral de secesión. La propuesta fue presentada por los partidos Junts pel Sì (coalición de los partidos independentistas catalanes) y Candidatura de Unidad Popular (CUP). En ella expresaban el deseo de activar las leyes transitorias en vista de un proceso constituyente. Los parlamentarios de los dos movimientos separatistas tienen una estrecha mayoría, por lo que la moción fue aprobada. La moción pide además el inicio de un proceso constituyente y la apertura de un canal de negociación “en condiciones igualitarias” con las autoridades españolas a beneficio de ambas partes”.

Anuncios

Las ambigüedades de Puigdemont

El (ex) presidente catalán Carles Puigdemont parece haberse jugado la última posibilidad para contribuir a un diálogo con Madrid sobre la crisis política. El jueves por la tarde convocó a una rueda de prensa en la que se esperaba había anunciado elecciones anticipadas, pero no lo hizo. En un editorial publicado por el diario español El País, se lee que las nuevas ambigüedades de Puigdemont han hecho que las tensiones aumenten: “Convocados los medios en tres horarios diferentes con mensajes contradictorios que se referían al contenido del anuncio [VIDEO], Puigdemont decidió, una vez más, inundarnos con una retórica vacía, con medias verdades y falsedades. Pero especialmente, prefirió, una vez más, ganar tiempo y dejar la responsabilidad a otra institución: il Parlament […] Debería haberse presentado en el Senado, a la misma hora que hizo la rueda de prensa, pero dejó una vez más la prueba de que entienden el diálogo únicamente como el esfuerzo del Estado por aceptar la independencia de Cataluña, por las buenas o por las malas”.

Joan Rigol i Roig, ex presidente del Parlamento catalán, declaró a la agencia de noticias internacional Associated Press que se ha cumplido el deseo de muchos catalanes, “pero mañana llegará la dura realidad con el Estado español armado de su interpretación del artículo 155 de la Constitución […] Podemos sólo esperar que el conflicto se quede en el ámbito político”. #Barcelona #Europa