Anuncios
Anuncios

Sigue aumentando el caos en España. El ex presidente de la región Cataluña, Carles Puigdemont, se encontraba desaparecido desde hace varios días. Los medios de comunicación españoles hablaban de un posible arresto, por traición a la Constitución, por lo que se presumía una fuga. En horas de la mañana de este martes (hora española), Puigdemont anunció una rueda de prensa. El líder separatista catalán se encuentra en estos momentos en Bruselas porque no confía en un proceso judicial equilibrado en su contra.

Una guerra política

Puigdemont dijo que la “denuncia del procurador general español es la prueba de un comportamiento belicoso del gobierno”.

Anuncios

Agregó que su equipo de trabajo recibió la denuncia pero están seguros del matiz político que este proceso tendrá, ya que quien llevará el caso es un “fiscal nominado por el gobierno español, lo cual confirma la posición que tiene Madrid en contra de Cataluña”. Asimismo, el ex presidente de la región catalana ha dicho que la denuncia “no es sostenible jurídicamente y se refiere a hecho políticos. Se están persiguiendo ideas, personas. No es un crimen. Y están pidiendo 30 años de cárcel para cada uno de nosotros”. “Es un grave déficit democrático – ha dicho el acusado – del cual es responsable el gobierno español. No vamos a huir de la justicia, pero seguiremos la batalla políticamente”.

Elecciones sin desigualdades

Asimismo, Puigdemont [VIDEO] ha presentado la interrogante sobre si “gobierno español estará dispuesto a respetar los resultados de las #elecciones convocadas para el 21 de diciembre, cualquiera que sean.

Anuncios

Queremos saberlo. No deben haber desigualdades. ¿Cuál es la posición oficial de Madrid? Nosotros vamos a respetarlas. El ex presidente de la Cataluña sostiene que el gobierno catalán continuará a trabajar, a pesar de la activación del artículo 155 de la Constitución español, que limita la autonomía regional y pasa el control al gobierno central. Sin embargo, como muchos de los funcionarios catalanes se encuentran en este momento en Bruselas, serán nombrados otros miembros.

Una estrategia con dificultades

“El camino del gobierno catalán continuará con nuevos miembros – informó el líder -. Seguiremos adelante con miembros legítimos. Nosotros no hemos abandonado el gobierno. Seguiremos operativos a pesar de los límites a los que nos obliga esta estrategia. Defenderemos la idea de que la denuncia en contra nuestra es un instrumento político usado por el gobierno español”.

En el corazón de Europa

Ante la paradoja de decir que no está escapando de la justicia desde la ciudad de Bruselas, Puigdemont explicó que no se encuentra allí para pedir asilo político sino “para poder trabajar con tranquilidad y seguridad”.

Anuncios

Ha dicho que con este gesto quieren llevar el problema al corazón de #Europa, para que los demás Países miembros de la Unión europea se pronuncien sobre la crisis catalana y española. Para que reaccionen y tomen posición.

Mientras tanto, la Corte Constitucional española ha formalizado la anulación de la declaración de independencia del Parlamento de Cataluña. Una fuente judicial ha dicho a los medios españoles que la “corte, en sesión plenaria, ha suspendido el decreto de declaración de independencia, avalando de este modo la petición del gobierno central”.

Por su parte, la Corte suprema de Justicia de España [VIDEO] convocó al presidente destituido para que responda a las acusaciones. Además, el 2 y el 3 de noviembre tienen que presentarse también el presidente del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y otros miembros de la oficina de presidencia acompañados por sus abogados. Así pues que el caos español a penas comienza.