Anuncios
Anuncios

Entre todos los argumentos que sostenían el movimiento separatista catalán, el aspecto económico era uno de los más atractivos. A cada presentación, en los letreros de la campaña electoral para el referéndum del 1 de octubre, el ahorro de más de 16.000 millones de euros (producidos en Cataluña [VIDEO] y destinados a los catalanes) parecía razón de sobra para la separación de España. Ahora que el referéndum es parte del pasado, y se ha desencadenado una crisis sin precedentes en la historia contemporánea española, las cuentas económicas se han convertido en la peor pesadilla de la región con aspiraciones a república independiente.

La secretaria de Estado para la economía española, Irene Garrido, confirmó que Cataluña empieza a sentir los efectos de la crisis en su economía [VIDEO] general.

Anuncios

El fenómeno de recesión ha aumentado en los últimos días. Durante un evento organizado por la Comisión Nacional de Mercados y de Competencia (CNMC), Garrido explicó que, a pesar de que la situación influye en la economía de todo el País, quienes sienten el impacto más son la economía y la sociedad catalana. Sólo en el sector turismo las actividades han bajado de más del 50 por ciento (ni siquiera durante el ataque terrorista en Las Ramblas de Barcelona el efecto fue tan grande). #elecciones #Europa