Es el proceso realizado por uno o más artistas gráficos para generar la ilusión de movimiento a dibujos, imágenes u otros objetos

Se trata de la técnica de movimiento que se emplea en algún individuo u objeto. En la actualidad, el concepto de animación está muy vinculado a la creación gráfica de caricaturas o dibujos animados. Sin embargo, en un amplio sentido, son numerosas las situaciones en las que la animación acontece por algo fuera de ella.

Por ejemplo, un individuo o animal puede transitar de estar inmóvil a animado, con tan solo efectuar alguna acción. Además, sentirse animado es una manera de expresar la vivencia de una actitud dinámica y emprendedora.

En su referencia de técnica de creación artística, la animación puede ser descrita como la manera de producir secuencias gráficas en distintos formatos con el propósito de generar, alterando unas y otras de manera continua, la ilusión de movimiento, aun cuando realmente se trate de imágenes fijas.

Así, la animación puede ser comprendida como una especie de ilusión perceptiva, puesto que para la mirada humana parece ser algo real, cuando la verdad es que solo es la manifestación continua de distintas imágenes, con el propósito de generar una impresión de movilidad e intenso dinamismo.

Los animadores, como se los llama comúnmente a estos creativos, son quienes desarrollan esta dinámica artística. Gracias a su talento y sensibilidad son capaces de dotar de una sensación de movilidad a distintas imágenes, dibujos y toda clase de objeto no animados. Mucho del encanto de esta clase de trabajos tiene que ver con el manejo de las ilusiones visuales creadas por los artistas de la animación.

A los dibujos animados se les creo desde inicios del siglo XX, a partir de ciertas técnicas manejadas por importantes compañías productoras de contenidos de entretenimiento como Disney. Los artistas de esta famosa firma dibujaban uno por uno cada fotograma, en hojas de papel, para completar 24 por cada segundo de una secuencia animada.

Posteriormente ese mismo dibujo se vuelve a realizar con tinta y se copia en láminas de acetato. Lo que sigue es fotografiar estas láminas con una cámara estática. Esas mismas capturas se colocan en un orden cronológico para generar una ilusión de movimiento.

Es importante señalar que las modernas tecnologías han modificado notablemente este procedimiento, especialmente en las décadas más recientes y por ello, la computadora ha llegado a ser muy importante en las actuales técnicas de animación, ya que vuelve todo el proceso más barato y rápido.