Son acciones en contra de derechos humanos, en contra de conquistas laborales, es inaceptable, es algo que se debe ventilar públicamente para que los ciudadanos del Estado entiendan a qué tipo de intereses representan las personas que están en el Congreso actual", expresó Leopoldo Alafita, investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana (UV), respecto a la iniciativa de Ley de Tránsito que pretende regular manifestaciones. 


Acusó que en el Congreso local están de fracaso en fracaso porque ellos (los diputados) tienen el encargo de aprobar algo que ni siquiera están instrumentando a partir de sus reflexiones particulares, "son los encargados de hacer públicas estas propuestas, pero no tienen autonomía". 


En entrevista para alcalorpolitico.com, el Investigador señaló que la actividad que ha tenido el Congreso en su conjunto es de limitar libertades públicas, pasarle facturas mayores a los trabajadores, de actuar en contra de los beneficios que ya habían logrado. 


Criticó al diputado y presidente de la Junta de Coordinación Política Juan Nicolás Callejas, por actuar en contra de los intereses de los trabajadores. 


"Hay una tendencia para ir en contra y justamente esa tendencia la capitanea un representante de trabajadores que les cobró durante toda su vida cuotas quincenales para supuestamente defenderlos". 


De la participación que tendría la fuerza pública según en esta Ley, el Investigador manifestó que es la intención de las balas de goma como sucedió en Puebla. 


"No es nada particular, es toda una acción represiva en contra de los ciudadanos, en una sociedad en donde existe una falta de promoción de actividades que puedan darle fluidez a las actividades económicas, de índole social, en donde la gente pueda tener empleo, pueda resolver sus problemas inmediatos de vivienda, vestido, alimentación, me parece que estos problemas serían sumamente improbables en una sociedad que tiene tantas demandas". 


Recalcó que para poder subsistir lo que tenemos es la expresión pública y es algo que otorga la Constitución, así que restringir esas libertades no resuelve los problemas sociales. 


Hay de manifestaciones a manifestaciones


Leopoldo Alafita recordó que hay grupos que se expresan en la calle, "se desnudan, todo mundo los conoce, hay manifestaciones que interrumpen la vida de la ciudad pero que son oficiales, eso todo mundo lo sabe. Hace mucho tiempo a esas personas les pagan, a cualquier persona de Xalapa que le pregunte sabe que eso lo manejan los gobiernos. Yo no creo que la supuesta ley que se pretenda sea en contra de ellos, es en contra de las expresiones legítimas de la sociedad". 


Y refirió que a esos manifestantes los controlan con una orden del político encargado de esas funciones.

"En una situación tan convulsa como la que vive el país, es necesario que los ciudadanos inicien una más amplia tarea de diálogo de los problemas que aquejan a la sociedad", puntualizó.

Anuncios
Anuncios

#Gobierno