Según ha declarado el ministro de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no se ha podido identificar a los secuestradores y asesinos de Gabriel Gómez Michel, diputado del PRI. Resulta que las videocámaras del C-4 del estado Jalisco están demasiado anticuadas, tanto que ni se puede reconocer a los delincuentes ni se pueden ver las placas de los coches.

El ministro piensa que las videocámaras y las tecnologías destinadas a mantener la seguridad deberían modernizarse. Según su punto de vista, a nivel federal la vigilancia funciona bastante bien. Dice que con ayuda de "pocos disparos" se ha conseguido detener a 84 de los 122 delincuentes más buscados de México.

Anuncios
Anuncios

No obstante, ha añadido que a nivel de estados y municipios estas tecnologías están anticuadas, por lo que ha afirmado que "necesitamos aumentar y apoyar a los estados y a los municipios para que tengan también estas capacidades".

Todo parece indicar que el gobierno tiene previsto destinar alguna partida económica a este fin. Sin embargo, cabe preguntarse hasta qué punto no se está utilizando el secuestro y asesinato del diputado del PRI para ejercer una mayor vigilancia y un control más férreo sobre la ciudadanía. ¿No atentará contra nuestras libertades individuales un mayor control y más vigilancia? Es cierto que en México hay unas altas tasas de delincuencia, sin embargo, conviene preguntarse si esta alta delincuencia no dependerá más que de la escasa vigilancia, del alto grado de corrupción de las instituciones, sobre todo las políticas.

Anuncios

En cualquier caso, aumentar las medidas destinadas a la vigilancia de la ciudadanía es un asunto que no debe tomarse tan a la ligera. Un alto nivel de control puede suponer, y seguramente supone, un atentado contra nuestras libertades y una cesión de autonomía individual. Por otra parte, las elevadas tasas de delincuencia del país podrían llegar a justificar, desde un punto de vista práctico, el aumento de tales medidas. Ahora bien, si la delincuencia del país se sustenta en una red corrupta, ¿quién garantiza que todos los ciudadanos mexicanos no estarían más vigilados y controlados por corruptos?