Las recientes investigaciones realizadas por un grupo de especialistas forenses en las fosas clandestinas del lugar conocido como Pueblo Viejo, en el estado de Guerrero, a partir de la denuncia generalizada sobre el caso de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, revelaron el hallazgo de restos humanos y al lado un conjunto de artículos escolares.

Luego de que se acreditó que el alcalde José Luis Abarca y su esposa fueron los autores intelectuales del delito de desaparición forzada perpetrado contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural "Isidro Burgos" de Ayotzinapa, especialistas forenses han dado a conocer que fueron encontrados lápices y mochilas junto con restos humanos en las excavaciones llevadas a cabo por autoridades federales luego de la indicación de que en el poblado conocido como Pueblo Viejo se encontraban sepultados los jóvenes, y que, de acuerdo con el forense, la tierra presenta características rojizas, lo cual puede indicar la presencia de sangre recientemente vertida en ese sitio.

En una entrevista realizada en el noticiero matutino de la periodista Carmen Aristegui, quien ha dado puntual seguimiento del caso en mención, uno de los investigadores a cargo de la exhumación e identificación de los restos humanos informó de los descubrimientos recientemente revelados, pero se negó a adelantar si se trata de los cuerpos de los normalistas que fueron desparecidos por policías en Iguala, Guerrero, pese a que, todo parece indicar que el hallazgo, lamentablemente, corresponde también con las versiones vertidas por testigos presenciales del crimen, las cuales a su vez fueron denunciadas por el padre Alejandro Solalinde.

Ante la muy probable evidencia del homicidio de los jóvenes estudiantes rurales, solamente resta saber si el grupo de antropólogos forenses llevará a cabo la identificación correspondiente a los 43 jóvenes desaparecidos y, por supuesto, si el #Gobierno federal será capaz de hacer justicia en este caso o, por lo contrario, si este crimen quedará impune como muchos otros en este país.