Dos nuevos casos de ébola fuera de África occidental mantienen activadas las alarmas en todos los países. Se trata de un médico de Estados Unidos que dio positivo a la enfermedad en Nueva York y de una niña de dos años del país africano de Mali. La niña murió ayer viernes, un día después de que le fue diagnosticada la enfermedad. Tanto el médico estadounidense como la niña de Mali fueron contagiados del virus en Guinea-Conakry y los llevaron a sus propios países.

Mientras que las autoridades neoyorkinas manifiestan su capacidad para hacer frente a este caso de contagio, el ministro de Sanidad de Mali se ha puesto inmediatamente en contacto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para solicitarle ayuda, ya que necesitan equipos de asistencia y de protección individual para controlar y prevenir la infección.

El resto de países se van preparando para la posible aparición de personas contagiadas dentro de sus fronteras. Sin embargo, la ayuda para poner bajo control la epidemia en África occidental tarda en llegar, lo que aumenta el riesgo de que el virus siga viajando por el mundo.

Por este motivo se ha dado instrucción de incrementar la vigilancia en los puntos de entrada de personas procedentes de los tres países en los que hay una epidemia de ébola, Sierra Leona, Guinea-Conakry y Liberia; aumentar los controles de los pasajeros en los aeropuertos propios; dotar de equipos y formación para hacer frente al ébola en su propio territorio, entre otras restricciones, son el tipo de medidas que se toman actualmente las distintas naciones para evitar la entrada del virus en sus fronteras.

Sin embargo, la mejor manera de proteger las fronteras de cada país es, como dijo en una entrevista José Luis Di Fabio, jefe de la oficina de la OMS en Cuba, “apoyar a los países de África occidental para contener la enfermedad y exterminarla en África”. Se trataría así de “una barrera de defensa para el resto del mundo. Si usted no controla el virus en África puede llegar a Estados Unidos, Alemania, Brasil, Japón, etc.” De hecho, tal cosa ya empieza a ocurrir, como han puesto de manifiesto los cuatro casos de Estados Unidos, el de España y, ahora, el del nuevo país afectado: Mali. #Ébola