Hace un par de meses se decía que era muy improbable que el ébola saliera de África era una posibilidad remota. Sin embargo, varios países comenzaron a repatriar a algunos de sus enfermos. Esos han sido los casos de Estados Unidos y España. En Estados Unidos ya hay un par de casos de infección, aunque se trata de personas que enfermaron en África y llegaron a EE.UU. En cuanto al caso de España, se trata de una auxiliar de enfermería que se ha contagiado allí, cuando cuidaba a uno de los dos misioneros repatriados.

Ahora la posibilidad remota se ha cumplido. Por supuesto, medios de comunicación, OMS y gobiernos de todo el mundo se afanan ahora en decir que, por un lado, es altamente improbable que el ébola se convierta en una pandemia, que se extienda mucho más.

Anuncios
Anuncios

Por otro lado, los gobiernos de cada país se empeñan en decir que el ébola no llegará a su país. Así ha ocurrido en México: desde que se reportó el quinto caso en Estados Unidos, el del cámara de la NBC que se encontraba en Liberia elaborando un reportaje, en México no paran de repetir que el virus no llegará al país.

El ébola no saldría de África pero, finalmente ha salido (bueno, más bien ha sido sacado por gobiernos irresponsables). También se dijo que las medidas de seguridad que habían tomado los sanitarios españoles eran más que suficientes para evitar la infección. Sin embargo, ayer por la tarde, a las 18:20, hora española, se confirmó que una auxiliar de enfermería se había contagiado de ébola. Ahora se dice que esta terrible enfermedad no va a llegar a México.

Se dice que la posibilidad de que haya algún contagio es muy baja, que el riesgo es escaso, que si llegara algún enfermo al país no causaría problemas, etc.

Anuncios

Sin embargo, lo cierto es que este discurso es típico incluso cuando existe un riesgo real. De hecho, esta misma cantinela es la que se ha escuchado en España, hasta que ayer, una ministra de sanidad que apenas era consciente del grave problema que tenía entre manos, compareció ante la ciudadanía española para confirmar el primer contagio de esta enfermedad. Los próximos días serán cruciales para saber hasta dónde llega la gravedad del asunto. No obstante, algunas voces ya han avisado de que podría acabar en una pandemia. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Ébola