El pánico por el ébola se extiende a una velocidad insospechada. Tanto es así, que no es raro que de cada tres noticias sobre la crisis del ébola, al menos una haga referencia directa a una reacción de miedo hacia la enfermedad. El caso más dramático ocurrió en España la semana pasada. En el país europeo ya han tenido un caso de contagio de ébola y el terror ante un nuevo contagio es bastante patente.

Para aquellos que no recuerden qué sucedió en España, será suficiente con decir que murió un hombre procedente de Nigeria al que le reventó en el estómago una bola de cocaína. El hombre enfermó en el aeropuerto y no fue atendido porque pensaban que tenía ébola, así que hasta que no llegaron los equipos especiales, nadie se acercó al chico.

Anuncios
Anuncios

Aunque por el momento la situación no está llegando a los extremos de España, sí que es cierto que se observa un pánico creciente en todo el mundo. Así, hoy hemos sabido que Australia suspenderá las visas para los países en los que está localizado el foco epidémico del ébola, esto es, para Sierra Leona, Liberia y Guinea-Conakry. Todas las visas que se hayan solicitado, se denegarán, y todas las que se soliciten, ni siquiera se tramitarán. Aquellos que ya posean el visado para entrar en Australia pero que no hayan llegado todavía, tendrán que pasar una cuarentena obligatoria de 21 días antes de entrar en el país.

Igualmente, en Corea del Norte le ha sido denegada la entrada a un cámara español, según hemos sabido por la emisora de radio de Corea del Sur, la KBS. Según la emisora, en Corea del Norte España está considerada como un país en el que existe riesgo de contraer el ébola, por lo que el visado de este español, Marc Martínez, residente en Beijing y cámara para la Dutch Channel NOS, ha sido revocado.

Anuncios

Según ha expresado el propio Martínez, la revocación sería absurda: "vivo en Beijing y no he estado en Barcelona desde julio y sin embargo me han denegado la entrada en Corea del Norte con un pasaporte español".

De hecho, en Corea del Norte las fronteras han sido completamente cerradas al turismo por miedo al ébola. Asimismo, han sido intensificadas todas las medidas de control en puertos, aeropuertos y zonas fronterizas.

Finalmente, en el caso de Estados Unidos: existe un miedo generalizado en su población, la cual demanda el cierre de los aeropuertos para los vuelos procedentes de los países en los que hay un brote epidémico (Liberia, Guinea-Conakry y Sierra Leona). De hecho, en este país la crisis del ébola se está convirtiendo en un arma política para el Partido Republicano, actualmente en la oposición. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Ébola