Tal y como creemos a día de hoy, el brote de ébola que está azotando duramente a Guinea-Conakry, Liberia y Sierra Leona y que ha puesto en alerta a los países ricos del norte, comenzó el día dos de diciembre del 2013, cuando un niño de dos años de una aldea situada al sur de Guinea contrajo la enfermedad. Esta empezó a expandirse a partir de este momento.

El brote en Guinea no se supo que era tal hasta el mes de marzo del 2014, concretamente se confirmó el día 21. Y a los diez días, el 31 de marzo, la Organización Mundial de la Salud informa de que el virus había llegado a Liberia. En este segundo país se registran los dos primeros casos de la que, a día de hoy, es una larga lista.

Anuncios
Anuncios

En el mes de marzo el número de fallecidos es de 59. Las alarmas todavía no saltan.

África es el continente perdido, ya lo dijo Karl Marx en el siglo XIX. Tanto es así, que el día 25 de mayo se confirma el primer caso de ébola en Sierra Leona. Las cifras de muertos por este brote ascienden en junio a 337. En julio la enfermedad llega a un país que no es colindante con los tres afectados, Nigeria. En este mes, el día 31, se declara el estado de emergencia en Sierra Leona y el gobierno liberiano decide cerrar las escuelas. En julio se registraron 729 muertos. No obstante, la comunidad internacional no reacciona.

El dos de agosto es trasladado a Estados Unidos un ciudadano contagiado en Liberia. Cinco días más tarde, el día 7, es repatriado a España el misionero Miguel Pajares, que murió el día 12.

Anuncios

Más tarde, el día 25 un ciudadano británico que se contagió en Sierra Leona es trasladado a Gran Bretaña. Con los primeros enfermos de ébola en Europa y Estados Unidos, la enfermedad comienza a convertirse en una noticia importante. No obstante, cada uno está centrado en su propio territorio, por lo que el primer caso de Senegal, confirmado el 29, pasa desapercibido.

En septiembre la cifra de fallecidos asciende a los 2.913. El brote en África occidental está fuera de control. Sierra Leona declaró el primer toque de queda el 19 de septiembre. Dos días después, el 21, es repatriado a España Manuel García Viejo, quien contrajo la enfermedad en Sierra Leona. A los cuatro días, el 25, fallece.

Finalmente, llegamos a octubre. El día 1 se registra el primer caso de ébola fuera de África, el de un liberiano que había llegado en septiembre a Estados Unidos. El día 6 se registra el primer contagio de ébola fuera de África, el de Teresa Ramírez, profesional sanitaria que se había encargado de cuidar a García Viejo. Este le contagió la enfermedad.

Las noticias se suceden. Así, el día 8 fallece Eric Duncan, el hombre de Liberia que llegó a Estados Unidos con la enfermedad. El día 11 una de sus cuidadoras da positivo. A los cuatro días, una segunda enfermera que había estado cuidando de Duncan también da positivo en las pruebas de ébola. A día de hoy, el número de muertos en este brote de ébola es de 4.493. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Ébola