El edil José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda son los autores intelectuales del delito de desaparición forzada cometido a los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, así lo declaró Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

En conferencia de prensa, dio a conocer que José Luis Abarca, el alcalde de Iguala, y su esposa María de los Ángeles Pineda, son los presuntos autores intelectuales de la desaparición forzada contra los estudiantes normalistas y que ella es pariente en grado directo de dos operadores financieros del grupo criminal que dirigía Arturo Beltrán Leyva, del cual se desprendió el grupo "Guerreros Unidos", señalados como los autores materiales del crimen.

Anuncios
Anuncios

De acuerdo con el procurador, el alcalde de Iguala dio la orden para evitar que los normalistas boicotearan el informe de #Gobierno de su esposa, la titular del DIF municipal de Iguala, y que "El A-5", como era conocido el alcalde de Iguala en la jerga criminal, ordenó que los estudiantes fueran entregados al centro de mando de la policía de Iguala, luego a los policías de Cocula, y posteriormente a integrantes del grupo criminal "Guerreros Unidos", quienes los trasladaron a Pueblo Viejo en un camión de redilas, donde recientemente se han encontrado nueve fosas clandestinas con varios restos de cuerpos humanos aún sin identificación.

"Se tiene acreditado el modo de operar y los móviles del grupo delictivo de las policías y funcionarios de Iguala y Cocula; se tiene acreditado el aval de acción dado por Sidronio Casarrubias a los elementos; se tiene acreditado el lugar donde los detenidos fueron entregados a este grupo delincuencial; se tiene plenamente identificados y acreditados a los policías municipales de Iguala y Cocula que incurrieron en los ilícitos de secuestro y delincuencia organizada, además se están concluyendo diligencias para acreditar el delito de funcionarios municipales de desaparición forzada", afirmó el titular de la PGR.

Anuncios

Murillo Karam declaró que se encuentran 52 personas detenidas hasta el momento, entre funcionarios municipales, policías locales y miembros del grupo "Guerreros Unidos".

Asimismo, se ha dado a conocer que los contactos de José Luis Abarca con este grupo criminal empezaron desde su postulación a la alcaldía, y que él entregaba 2 millones de pesos a los integrantes de este grupo delictivo.

Cabe recordar que desde el pasado 26 de septiembre, fecha del "levantamiento" de los estudiantes, ha surgido un clamor generalizado de indignación por este crimen. La voz de protesta recientemente ha alcanzado niveles internacionales, en debates al respecto llevado a cabo en el Parlamento europeo, asimismo gracias a la voz y al compromiso ciudadano que han asumido intelectuales y artistas, estudiantes y público en general en varios estados y en diferentes momentos de la República mexicana.