El pánico por el ébola ya ha llegado a la población estadounidense. Existe un miedo generalizado que se hace patente en los hospitales de Estados Unidos. Comenzó cuando se diagnosticó el caso de Thomas Eric Duncan, sin embargo, se ha ido acrecentando en los últimos días, sobre todo con la oleada de noticias relativas a las dos enfermeras contagiadas y al caso de España.

El doctor Sampson Davis, médico en el Meadowlands Hospital Center (Secaucus, Nueva Jersey), ya cuenta casos que evidencian un estado de pánico en la población. Concretamente, hace referencia al de una mujer joven, que había viajado a África y presentaba vómitos y dolor abdominal.

Anuncios
Anuncios

Se dirigió a un hospital de la ciudad de Long Island para que le realizaran las pruebas del ébola. Dio negativo. Resultó que estaba embarazada.

La mujer ni siquiera tenía razón para sospechar que se había contagiado de ébola, pues ella estuvo en Sudáfrica, esto es, a más de 4.500 kilómetros de África occidental. Además, según la fecha en la que esta joven había regresado de su viaje, el periodo de incubación había pasado hacía seis semanas.

Pero esta no es la única falsa alarma registrada en los hospitales estadounidenses. Su número crece cada día y no solo en el país americano, sino también en España, con un caso de contagio de ébola registrado, y, cada vez más, en otros países del mundo.

Desde el punto de vista del doctor Davis, esto pone de manifiesto un estado de pánico, el cual va a suponer un caos en esta época del año.

Anuncios

En efecto, la temporada de gripe comienza ahora y los síntomas de la gripe se parecen a algunos de los primeros síntomas del ébola. Si a esto le sumamos el pánico generalizado, las urgencias en los hospitales estadounidenses podrían convertirse en un caos este invierno.

Por ello, en Estados Unidos ya están preparándose para la peor de las epidemias: la del pánico. Esta no solo afecta a la economía, como ya lo está haciendo de hecho, sino que también puede afectar negativamente al sistema sanitario de Estados Unidos. Si el pánico comienza a llenar los hospitales estadounidenses de personas con síntomas parecidos al ébola, no solo se aumenta el riesgo de contraer esta enfermedad, sino que, lo que es peor, se corre el riesgo de que la gripe contagie a más gente. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Ébola