Las cifras del ébola crecen sin parar. Cada semana se cuentan dos mil o tres mil casos nuevos en todo el mundo y casi un millar de defunciones a causa del virus. Aunque se cuentan los afectados y fallecidos en los ocho países en los que se ha diagnosticado la enfermedad, la inmensa mayoría de afectados y de fallecidos viene de los tres países en los que hay una epidemia fuera de control: Sierra Leona, Guinea-Conakry y Liberia.

Aparte de estos tres países, el número de casos registrados en el resto, así como el de fallecidos por la enfermedad es ínfimo. Así, en Senegal y España por el momento solo se ha registrado un caso de contagio en cada país.

Anuncios
Anuncios

En Senegal no murió nadie, en España, sin embargo, fallecieron los dos misioneros repatriados. En Nigeria solo se registraron 21 casos y murieron ocho personas. En Estados Unidos, se han registrado cuatro casos, dos de ellos se contagiaron en el mismo país y los otros dos trajeron la enfermedad de África occidental. Por el momento únicamente ha fallecido Thomas Eric Duncan, que se contagió en Liberia y fue diagnosticado en Dallas.

Luego está el caso de Malí. Allí se ha producido, por el momento un único caso, confirmado el pasado jueves. Se trataba de una niña de dos años que falleció el viernes. En este país el problema principal es que la niña tuvo contacto con muchas personas, pues realizó un viaje de varios cientos de kilómetros desde Guinea-Conakry hasta Malí. Asimismo, está el problema de que este país está entre los diez más pobres del mundo, por lo que con toda seguridad necesitará ayuda internacional para hacer frente a la crisis del ébola dentro de sus fronteras.

Anuncios

De estos ocho países, por el momento solo Senegal y Nigeria han sido declarados por la OMS libres del ébola. Sin embargo, la epidemia en Sierra Leona, Guinea-Conakry y Liberia sigue estando fuera de control, por lo que sigue existiendo riesgo de que aparezcan nuevos casos en todo el mundo. De hecho, conforme el número de casos aumente y conforme el virus se siga expandiendo por los países más pobres del continente africano, las posibilidades de que este brote se convierta en una catástrofe global crecen. #Ébola