En Europa hay un nuevo infectado de ébola. No se trata de un contagio producido allí, como el caso de la enfermera española, sino de un trabajador de la ONU que se encontraba en Liberia. Este ha sido trasladado a Alemania, a la clínica St. Georg de la ciudad de Leipzig.

El ébola es un virus africano, esto es, solo se encuentra allí. Sin embargo, en Europa y en Estados Unidos se está poniendo de moda llevarse a los enfermos a casa. Por el momento esta práctica ya ha tenido como consecuencia que se produzca un contagio. El de la lamentablemente famosa enfermera española. Muchos de estos enfermos tienen un crudo destino, la mayoría morirán.

Anuncios
Anuncios

Aunque algunos se han salvado. No obstante, mover a las personas contagiadas de ébola del lugar en el que se contagian parece ser una práctica poco recomendable.

El virus del ébola, que hasta hace unos meses estaba encerrado en África, se mueve por el mundo, dentro de personas infectadas que son llevadas a los países del primer mundo, bien para intentar salvarlas, bien para que mueran allí. Se toman muchas medidas de seguridad, pero el caso del contagio de la enfermera de España pone en entredicho que estas sean suficientes. No obstante, los infectados siguen siendo repatriados como si no ocurriera nada.

Todavía no se sabe qué puede llegar a ocurrir en España, aunque parece que están preparando plantas en el hospital Carlos III para recibir enfermos de ébola. Es decir, se prevé que haya más contagios.

Anuncios

¿Podría ocurrir algo como lo ocurrido en España en otros países europeos? ¿Y en Estados Unidos? Pero aparte de estos espeluznantes interrogantes, se abren algunos otros no menos tranquilizadores: ¿Está Europa preparada para hacer frente a un posible brote de ébola en España? ¿Podría este extenderse por el resto del continente? ¿Llegaría a Latinoamérica? ¿Y a México?

La crisis del ébola, que se inició en África, se ha extendido al mundo entero, gracias a la ineptitud de los políticos que gobiernan tanto en el continente europeo como en el americano, pero sobre todo en España. Ahora las miradas están sobre Europa, esperando que lo ocurrido en España se quede solo en el estado de alarma desatado. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Ébola