La primera dama de México, Angélica Rivera, compró con sus ahorros como actriz de telenovelas una mansión de 7 millones de dólares en las Lomas de Chapultepec, un poco más cara que algunas de las casas de las estrellas más famosas de Hollywood.

En un comunicado de prensa, la Presidencia de la República aceptó que la residencia es de la esposa del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y que la adquirió gracias a su trabajo en la televisión, lo que “le ha permitido consolidar su patrimonio personal”.

“La Gaviota”, como cariñosamente le llaman a Angélica Rivera, participó en 13 telenovelas, en 6 de ellas como protagonista y en una película llamada “Aquí espantan”. Su último papel fue en “Destilando amor” en el 2007. Sin duda una carrera muuuuy bien remunerada que no cualquiera se atrevería a dejar ¡a menos que te cases con un presidente!

Su hermosísima casa sólo es comparada con las mansiones de los grandes artistas de Hollywood.

Jessica Simpson, la famosa actriz, cantante y diseñadora de moda vendió, por ejemplo, en 6.4 millones de dólares su mansión de Beberly Crest, y ahora, algún tiempo después, le fue revendida a
Jennifer Lawrence, protagonista de “Los juegos del hambre”, en 8.2 millones, quien además de tener 17 películas en su haber, ha recibido tres nominaciones al Óscar y una estatuilla por su papel en Silver Linings Playbook,



Por su parte, el famoso y muy popular Justin Bieber quien atiborra conciertos, compró el año pasado una mansión en Cartegena de Indias, Colombia, por dos millones de dólares.



En el ámbito deportivo, los astros también tienden a ser más modestos que… otros.



Es el caso de Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores del mundo, que vendió el año pasado su mansión de Alderley Edge en el Reino Unido, en 5.5 millones de dólares; ahora se ha comprado una de 6 millones, en La Finca, en Pozuelo de Alarcón, un exclusivísimo lugar en España.

Peyton Manning, el quaterback de los Broncos de Denver, considerado uno de los grandes jugadores de esa posición en la historia de la NFL, cuando fue contratado por su equipo, compró una casa en 4.5 millones de dólares en Denver, Colorado.

Y alguien con un palmarés mucho más grande y con una casa mucho más “sencilla” es la de la tenista Serena Williams, quien después de haber vendido su departamento de Los Ángeles en 1.8 millones de dólares y su mansión de Palm Beach, Florida, en 595 mil dólares, ahora está construyendo su nuevo hogar valuado en 4 millones de billetes verdes.



Sin duda, ser actriz de telenovelas en Televisa ¡sí deja!