En el día de ayer el pueblo catalán a pesar de todas las amenazas del #Gobierno central y lo simbólico del acto más de 2 millones 200 mil personas se acercó a votar. Aquellos que como yo lo vivimos en primera persona pudimos contemplar algo que no es sencillo de describir, hombres y mujeres de todas las edades acudían en masa desde las primeras horas a los locales dispuestos para la votación con el rostro lleno de emoción, en su mirada la ilusión era patente, sólo recordarlo me llena de emoción por más que la jornada que pasará a la historia como el 9N, más allá de todo.

Desde el gobierno central restan importancia a los hechos y en los principales medios de comunicación locales afirman algo que no es para nada verdad y es que apenas se haya hablado del tema, Latinoamérica entera por ejemplo encabezó titulares con la jornada, un pueblo que sin ningún lugar a dudas sigue con paso firme y decidido el camino emprendido hacia la creación de un estado propio, luego de 300 años de espera parece que al fin su pueblo está a punto de lograr lo que por generaciones enteras se ha luchado.

Anuncios
Anuncios

Una poderosa organización civil llamada Asamblea Nacional Catalana es la responsable de que esa esperanza y determinación enraizada en los catalanes se convierta en un clamor expresado en las urnas en la pasada jornada.

La A.N.C. cuenta con un poder de convocatoria y movilización sólo comparado con el de su propia organización, desde su nacimiento no sólo crece la cantidad de personas que apoyan a la misma sino que además ha despertado en un gran porcentaje de la población el sentimiento de independencia sino que han despertado conciencia dentro del mismo pueblo, si bien la principal consigna parece ser el trato económico por parte del reino español y su gobierno lo cierto es que se reúnen varios factores que provocan la necesidad de separarse de España a través de la creación de un Estado propio.

Anuncios

El aporte económico que realiza Cataluña supone el 20 por ciento del que España percibe de las 17 comunidades autonómicas que componen el actual reino y por tanto es como mínimo curioso el trato recibido en este sentido, dado que en otras comunidades las cuales lejos de aportar significativamente reciben del Estado o reino español un trato preferencial que no sólo irrita a Cataluña sino a otras comunidades, pero también pasa por razones identitarias, culturales y tradicionales las que alejan a Cataluña de España.

En las tristes épocas de dictadura la lengua catalana fue perseguida y por supuesto su cultura atacada de la misma forma, incluso hoy en día la lengua sigue siendo objeto de enfrentamientos en materia de educación, pero en materia de infraestructuras también existe una especie de vacío por parte del Estado español. Comercialmente hablando se le achaca a Cataluña una baja de inversión obviando que por ejemplo en este año Cataluña lleva 3 trimestres de crecimiento económico continuado, aún así algunas de sus marcas de bandera como la famosa Freixenet es blanco de ataques, pues recomiendan su no consumo fuera de Cataluña.

Anuncios

El tema es que este pasado domingo la gente concurrió a las urnas no por que nadie la coaccionara ni la obligaran ni mucho menos ha ido a las urnas por miedo pues sería todo lo contrario, ya que desde el Estado español la campaña mediática y empresarial es que si se separan de España, Cataluña se arruinaría, algo dudoso, este año los empresarios españoles y no por esta situación en particular se han marchado de España invirtiendo en el exterior, empujados más que nada por las nefastas reformas llevadas a cabo por el gobierno Español, en cambio y fuera de todo pronóstico Cataluña crece económicamente hablando este año. El pueblo no dudó entonces en pronunciarse a favor de separarse de España y este domingo ha quedado demostrado, de hecho semanas antes del 9N ya se rumoreaba que el presidente español una vez pasada la consulta se sentaría a negociar una reforma constitucional para mejorar el trato hacia los catalanes.