Ya hace muchos años miles de personas morían por enfermedades que desconocían totalmente. Hasta los médicos de esa época eran incapaces de controlar algunos tipos de virus que invadían el organismo del ser humano y que acababan con él por completo. Hoy en día y gracias al gran avance científico notorio, muchas de esas enfermedades tales como la tuberculosis o la malaria, entre otras han sido erradicas en muchas zonas del planeta.

Sin embargo, hay otros tantos virus que siguen presentes en algunos organismos y que hasta por el más mínimo descuido puede infectar a otros tantos ¿Es la falta de información lo que hace que las personas actúen sin conciencia? ¿O simplemente se dejan llevar y pecan de inconsciencia e imprudencia? Tenemos el claro ejemplo del virus de inmunodeficiencia humana.

Anuncios
Anuncios

Si preguntas a cualquier persona por la calle por la diferencia entre VIH y SIDA la mayoría de los entrevistados no sabrán cual es la diferencia.

Desgraciadamente, en muchos países subdesarrollados el SIDA es una enfermedad presente y común que afecta a millones de personas. Sorprendente es la cifra que nos encontramos en estas áreas. Se calcula que un 95% de la población que está infectada por el SIDA reside en los países subdesarrollados. A pesar del avance de los fármacos que se utilizan para esta enfermedad, siguen siendo un gran problema las leyes para la fabricación de estos. Por otro lado, la desigualdad en cuanto a información está claramente presente ¿Hay suficientes campañas informativas?

Parece ser que en los países desarrollados también sigue siendo esta una de las causas mortales.

Anuncios

Las enfermedades de trasmisión sexual afectan a una gran parte de la población y la mayoría de ellas se detectan de forma tardía. Claro es el ejemplo en el territorio español. Al parecer El Plan Nacional sobre Sida, presentado hoy día 26 de noviembre, revela datos que son de relevante preocupación. Tal es así, que el año pasado se presentaron casi 3.300 de personas infectadas por el VIH.

No todos los casos pueden presentarse a tiempo. En muchas de las ocasiones el paciente presenta una destrucción de su sistema de defensas. ¿Deberíamos de hacernos análisis de sangre más frecuentemente? Cuando sepamos que hemos mantenido una relación de riesgo ¿Debemos ir al médico y obtener información sobre ello? Sin duda alguna, estas pueden ser dos medidas exitosas, dado que casi la mitad de los casos de VIH que se presentan son avanzados. #Salud