Las propiedades que tiene le millonario mexicano Carlos Slim en el país centroamericano Panamá, han sido embargadas por orden de un juez por una demanda aceptada del empresario Julio César Lisac panameño de 82 años. La demanda se sustenta en una concesión de explotación de una central hidroeléctrica y en la que el empresario, a raíz de una serie de irregularidades, decide demandarle. Hoy la justicia trata de hacer su papel y ejecuta de manera preventiva la orden de embargo de los bienes del magnate al que se le acusa por abuso de poder, espionaje industrial, competencia desleal. La noticia a saltado a la luz pública a través de un diario panameño.

Anuncios
Anuncios

El litigio lleva ya 8 años desarrollándose, cuando Lisac denunció al gobierno presidido por Martín Torrijos, pero todos los esfuerzos del empresario panameño han sido infructuosos, reclama lo que él considera justo, cuando le fue arrebatada una concesión de la hidroeléctrica para dársela a Slim, hasta que el día 20 de noviembre se conoce la noticia de que la justicia le embarga "seis fincas en Chiriquí, dos en la provincia de Panamá, un apartamento en ciudad de Panamá y la central Hidroeléctrica Bajo de Mina" al millonario.

Ya el el año 1997 Mina Hydro-Power Corp tenía todos los permisos en regla, en los que se habían realizado estudios sobre proyectos hidroeléctricos. Bajo la Mina era uno de esos proyectos y produciría 54 Megavatios (Mw), todo estaba muy bien documentado pero en el años 2006 y sin más explicación el gobierno de cede la concesión a Carlos Slim, pasando por encima de la legalidad, inclusive ya tenía el contrato, cuando todo se vino abajo.

Anuncios

Estados Unidos que tiene intereses a través de algunos accionistas en la empresa de Lisac, acusa a Panamá de romper acuerdos bilaterales y podían ser sancionada con una multa de 2.600 millones de dólares.

No hay que olvidar que Carlos Slim es un ciudadano mexicano de raíces libanesas y que tiene empresas en todo el mundo, por lo que se le considera uno de los hombres más ricos del planeta. En Panamá su inversión supera los 600 millones de dólares, en lo que podemos mencionar negocios en el sector inmobiliario, intereses en la central hidroeléctrica y también su empresa Claro tiene acciones en la telefónica.