Ha muerto hoy Roberto Gómez Bolaños a los 85 años en la ciudad costera de Cancún, Quintana Roo. El actor y cómico mexicano que destacó y el mundo le conoció por sus personajes, como "Chespirito", "el Chavo del ocho" y el inconfundible "Chapulín Colorado", ha fallecido y las causas de su muerte aún no ha sido aclaradas, pero dado el deterioro de su salud en los últimos años y lo avanzado de su edad, se presume que pudo haber sido por razones naturales.

El polifacético actor, con una interminable trayectoria en su destacadísima carrera, fue actor, escritor, publicista, director, compositor y dibujante. Había fijado su residencia habitual en Cancún, aunque había nacido en Ciudad de México el 21 de febrero de 1929, pero los problemas de salud le llevaron hasta allí.

Anuncios
Anuncios

El país entero lamenta profundamente la pérdida de uno de sus personajes más entrañables y cómicos que después de Cantinflas tantas sonrisas arrancaron por sus particulares actuaciones, donde demostró su valía y amor por la profesión.

No fueron una, ni dos, sino tres las generaciones que disfrutaron de las locuras de los personajes de Roberto Gómez Bolaños, alcanzando una gran popularidad en toda América Latina, tanto es así que aún algunos canales de #Televisión transmiten sus programas y mantienen un buen índice de audiencia, tanto ha sido sus éxitos que sus historias se han producido en caricaturas y videojuegos.

El Chespirito, como se le recordará siempre, se graduó de arquitecto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una profesión que no ejerció porque sus grandes pasiones le llevaron por otros caminos, inclusive destacó como boxeador Amateur, por lo que la palabra polifacético le encaja a la perfección.

Anuncios

Roberto Gómez Bolaños se casó con Florinda Meza en el año 2004, después de 27 años de convivencia, el famoso personaje que caracterizo a la famosa y enrulada Doña Florinda, fue con ella con quien paso y terminó su vida a pesar de la diferencia de edades ya que él le llevaba 19 años. La última vez que se le vio en público, fue en el año 2012, cuando se le homenajeo, iba en silla de ruedas y llevaba una botella de oxigeno por sus problemas respiratorios.