Han series que se han emitido en televisión y sin duda alguna han causado una gran expectación. Series que la mayoría de las personas conoce y que han hecho disfrutar y reír, llorar o emocionar a miles de telespectadores. Sin embargo, no todas tienen esa clave para triunfar o no todas cuentan con un elenco con la capacidad de llegar al espectador. Pues bien, hoy, desafortunadamente, se nos va un grande del mundo del espectáculo. Roberto Gómez Bolaños, aunque seguro que más conocido por muchos como "El chavo del ocho" ha fallecido.

Este mexicano ha triunfado por su sentido de la ironía y por saber aplicarla. Series de las que fue protagonista como la del chavo del ocho han marcado un fuerte recuerdo en América Latina y en muchos otros lugares.

Anuncios
Anuncios

Este director y dramaturgo ha fallecido a la edad de 85 años y lo ha hecho en su casa situada en Cancún. Magnifico narrador que cuenta con una autobiografía "Sin querer queriendo"

Al parecer, cuanto este cómico quiso ejercer profesión en escenarios y dedicarse a la actuación la situación en aquel entonces no era sencilla. Probó el boxeo y se dio cuenta de que no era lo suyo, más tarde hizo el servicio militar y obtuvo un titulo de ingeniero por la Universidad Nacional Autónoma de México. Finalmente no ejerció nada de esto y terminó trabajando en una agencia publicitaria. Siendo el creativo de esta, fue el encargado de los guiones de muchas películas. Al parecer Bolaños tenía una inmensa creatividad y de ahí viene su mote de "Chespirito" haciendo alusión al gran "Shakespeare".

Su mejor época, su mejor momento fue en la época de los años sesenta, concretamente a finales.

Anuncios

Arrasó en una tertulia en la que compartía preguntas de actualidad, mandadas por telespectadores, con compañeros de profesión. Este debate tenía un carácter humorístico e irónico y al parecer tuvo un gran éxito.

Tras el desarrollo de este programa nació el famoso Chapulin colorado o Chavo del ocho. Esta serie hacía una clara burla al clasismo presente en aquella época en la sociedad de México. Sus personajes que vivían en una vecindad, eran diferentes y producían una gran expectación dado su sentido del humor. Roberto Gómez Bolaños muere amando profundamente a su país, gustándole mucho su bandera y llegando a sentir cosas preciosas cuando la observa. #Cine #Teatro