El clima se sigue calentando en Ferguson después de que la justicia decidiese no acusar al policía Darren Wilson por matar en agosto pasado al joven negro Michael Brown que se encontraba desarmado.

Se han producido manifestaciones en otros puntos del país de gran población como son Filadelfia, Atlanta o Baltimore, protestando por la decisión de la justicia en un caso que ha vuelto a llenar de ira a la opinión pública del país, sobre todo por lo claro que parecía un caso en el cual un policía disparó 6 veces sobre un chico que iba sin arma alguna.

120 protestas y cerca de 30 actos de violencia civil en USA son claro síntoma de que algo grave está sucediendo.

Anuncios
Anuncios

Los padres de Brown se encuentran consternados ante la decisión de liberar de todo cargo al asesino de su hijo. El policía que causó la muerte se mostró satisfecho con la decisión del juez y dijo en una entrevista en televisión que tiene la conciencia tranquila respecto a los hechos sucedidos en Ferguson.

Los progenitores del fallecido pese a la situación de dolor que están sufriendo, no dudaron en hacer una llamada a la calma y a la paz, cara a que se canalice la ira de la población en actos pacíficos y cívicos. El Reverendo Al Sharpton, todo un icono de la lucha por los derecho civiles en el país, se sumó al comunicado de los padres.

Ferguson es un barrio a las afueras de St. Louis en Missouri, precisamente en esta ciudad ardieron edificios e incluso se produjo un monumental atasco al cerrar los manifestantes una autopista interestatal y el puente sobre el río Mississippi que conecta a Ferguson con el vecino estado de Illinois, esto provocó situaciones de violencia y daños en materiales que todavía no se han cuantificado.

Anuncios

Resulta bastante sospechoso que el juez ha creído más en el testimonio de 4 personas que en las 50 que testificaron en contra del policía, dato como estos han soliviantado a la población, especialmente a la de raza negra que es bastante numerosa en esa zona del país. El presidente Barack Obama ha condenado tajantemente los actos de violencia.