En su discurso nocturno del pasado jueves, el presidente Barack Omaba señaló: "siempre seremos una nación de inmigrantes y este país nos recibió, nuestro sistema migratorio está roto y todo el mundo lo sabe". Después de las declaraciones de Obama, se escucharon ovaciones y aplausos fuera de la Casa Blanca. Algunas personas mostraban confusión y otras rebosaban de alegría.

Los requisitos, entre otros, para clasificar en el plan migratorio son: ser los padres de niños nacidos en Estados Unidos o que sean residentes legales y que estén en el país, desde antes del primero de enero de 2010. Todos los jóvenes que llegaron a estados Unidos antes de cumplir los 16 años, sin importar la edad que tengan ahora, y que hayan llegado al país antes del primero de Enero del 2010.

Las medidas sobre los contratos de trabajo son temporales, de momento el gobierno ofrece tres años de permiso, pero se podría aumentar.

Anuncios
Anuncios

Las autoridades recomiendan a los que cumplan con los requisitos, que vayan buscando los documentos que demuestren su identidad y su relación con el menor ciudadano o residente en Estados Unidos, y la comprobación de que estos han vivido más de cinco años en el país. Estas personas no podrán tener antecedentes penales y deberán ponerse al día con el Servicio de Rentas Internas, IRS. No se suspenderán las deportaciones a quienes hayan cruzado la frontera desde el primero de enero de 2014, ni tampoco a quienes crucen la frontera después del anuncio del decreto.

El gobierno de México está muy satisfecho con los cambios y medidas sobre la inmigración anunciadas por el Presidente de Estados Unidos. La secretaria de relaciones exteriores de México emitió un comunicado sobre el plan de inmigración que dice textualmente, "tienen el potencial de beneficiar a un número significativo de mexicanos en ese país y mejorar sus oportunidades, así como su dignidad y certidumbre." También las autoridades opinan que la contribución mexicana a la economía estadounidense aumentará con este nuevo decreto.

Anuncios

Guatemala es también uno de los países beneficiados y el presidente Otto Pérez Molina declaró que más de 100.000 guatemaltecos se verán favorecidos con el nuevo plan de inmigración estadounidense y que están, desde ya, tomando las medidas necesarias para facilitarles a las personas que viven en ese país la documentación necesaria.

La Casa Blanca calcula que este plan de acción gubernamental favorecerá aproximadamente a cinco millones de personas de los once millones de indocumentados que viven en el país. Por otro lado, Los líderes republicanos opinan que Obama está sobrepasando sus límites constitucionales al no tomar en cuenta al congreso en sus decisiones. #Legalización