No es lo que piensas, es aún más duro de lo que imaginas, el vídeo que te llevará a reflexionar, a pensar, a medir consecuencias y también a darte y dar una oportunidad a otros. En realidad el vídeo, "Mi marido me convirtió en prostituta" es un intento más de crear conciencia en los conductores hindúes acerca de las consecuencias de conducir bebido.

No es una historia real pero sí que refleja una realidad que no sólo se da en la India sino en cada rincón del mundo, esa misma realidad que pocos o casi nadie se pone a pensar, pero que existe, es esa que ni siquiera llegamos a pensar, pero que está allí y es mucho más que un drama.

Anuncios
Anuncios

El vídeo muestra a una mujer que cuenta que su marido, sin pretenderlo ni obligarla, la llevó a convertirse en una prostituta, luego de sentarse borracho al volante de su coche y protagonizar un grave accidente del cual quedó en estado de coma; y eso provocó que su esposa, ante tremenda situación, hijos que mantener, su marido en coma, cuentas que pagar y mucho más, optara por la salida del dinero rápido, algo que jamás había pensado.

No lo hace por gusto, no lo hace porque nadie la obligue, sino que empujada por la situación, se ve teniendo relaciones a cambio de dinero que le permitan mantenerse a sí misma, a sus hijos y a su propio marido, ya que al entrar en coma la deja sin sustento y con todo por pagar.

Puede resultar chocante, fuerte, incluso se puede pensar en que es sólo ficción, pero si nos detenemos apenas a pensar, es algo más que posible, más que real, cualquier persona que conduzca bajo los efectos del alcohol se expone y expone a más gente a sufrir consecuencias.

Anuncios

Es muy sencillo y cómodo pensar que dominamos la situación, que somos capaces de conducir a pesar de ir con varias copas de más, y el relato de esta mujer, por más ficticio que sea, nos acerca a una realidad, nos empuja a reflexionar el alcance del daño de las acciones de conducir ebrio, el que vea el vídeo podrá comprender de qué le hablo, si es padre, hijo o esposo, por fuerza tiene que ser chocante el escuchar a esta mujer.

"No solo usted paga el precio. No beba antes de conducir", así resumen los responsables del vídeo su trabajo y llevan toda la razón, no son sólo las vidas de nuestros seres queridos las que destrozamos con nuestra irresponsabilidad, también de personas que ni siquiera conocemos, como puede ser el conductor y la familia del otro coche que chocamos, o personas que simplemente van caminando por la acera.

Imposible medir o calcular las consecuencias, lo mejor y más recomendable es no conducir si has bebido, piensa, imagina que la persona de ese vídeo es tu madre, tu hermana, tu esposa, sólo imagínalo, el vídeo ha recibido más de un millón de visitas en apenas horas, no dejes de verlo, de escucharlo y sobre todo de pensar en que no sólo dañas a los tuyos sino también a los demás. #Psicología