Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, más conocida mundialmente como la Duquesa de Alba ha muerto esta mañana en Sevilla a los 88 años. La duquesa había sido ingresada el domingo en el Hospital por insuficiencia respiratoria y como no hubo mejoría, ayer por la noche la trasladaron al Palacio de Dueñas, donde residía. Cayetana había pedido expresamente ser llevada a su casa, ya que no quería estar en el hospital, a pesar de su estado delicado la trasladaron. Murió esta mañana acompañada de su esposo, hijos y algunos de sus nietos, que han estado los últimos días junto a ella.

Cayetana era un gran personaje en la vida social española, una gran persona amante del arte, de las sevillanas y de las fiestas taurinas.

Anuncios
Anuncios

Siempre ha destacado por vivir su vida como ha querido y su economía se lo ha permitido en todo momento, ya que era una de las personas más ricas de España.

La Familia de la Duquesa primero comunicó a la monarquía española, a los Reyes de España, del fallecimiento de Cayetana y luego al alcalde de Sevilla, ya que él es el encargado de la organización de la parte fúnebre.

El cuerpo de la Duquesa fue trasladado este mediodía a la capilla ardiente, que se instaló en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla, el espacio más grande del que se disponía. Sobre el ataúd se colocaron dos banderas una de ellas, la de la Casa de Alba. El mismo fue introducido a la Capilla Ardiente por los nietos y familiares de la duquesa. En Sevilla se ha declarado día de luto por la muerte de la Duquesa y las banderas se pueden ver a media asta.

Anuncios

Hasta mañana estará el cuerpo de la Duquesa en la Capilla Ardiente, luego será trasladado a la Catedral (de Sevilla) para celebrar el funeral, que se hará al mediodía en el altar del Jubileo y será presidido por el cardenal Carlos Amigo Vallejo. Hoy ya han pasado 70.000 personas para darle el último adiós a la Duquesa.

La duquesa será icinerada luego de la celebración del funeral, parte de las cenizas serán depositadas en una capilla lateral en la iglesia del Cristo de los Gitanos y la otra parte se colocará en el monumental panteón de la Casa Ducal de los Alba.