Luego de la suspensión del desfile cívico-militar conmemorativo de un aniversario más del inicio de la Revolución Mexicana de 1910, una serie de protestas de inconformes e indignados por la situación crítica que vive el país se llevó a cabo este 20 de noviembre de manera significativa en diferentes estados de la República, principalmente en la plancha del zócalo del Distrito Federal, donde una multitud se reunió para repudiar la violencia con la que han actuado agentes oficiales en el caso ya paradigmático de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Aunados a la expresión de inconformidad compartida por miles de ciudadanos, se han llevado a cabo réplicas por parte de diferentes sectores de la sociedad que se solidarizan con la causa.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, so pretexto de una "desestabilización social" supuestamente provocada por grupos de encapuchados que han cometido actos vandálicos, el presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha anunciado públicamente que utilizará la fuerza del estado para acallar las protestas.

Estas medidas no son algo nuevo, forman parte del control que el Estado mexicano realiza para reprimir cualquier tipo de sublevación que pueda acaecer en un momento determinado, ya sea justificada o injustificadamente. Pero ni así las fuerzas policiales han podido detener el hartazgo del pueblo que, a pesar de haber cierta estabilidad económica, política y social principalmente en niveles socioeconómicos altos, empieza a manifestarse para expresar la indignación por los malos manejos de funcionarios corruptos, como el infame caso de Luis Abarca, ex presidente municipal de Iguala, Guerrero, a quien se le ha dado formal prisión por habérsele encontrado culpable del delito de delincuencia organizada, señalado como el autor intelectual de la desaparición y probable asesinato de los 43 jóvenes estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, hecho que ha detonado esta no reconocida oficialmente pero evidente forma de revolución social en estas fechas que recuerdan que hace poco más 100 años dio inicio la gesta revolucionaria que marcó un hito en la historia de este país.

Anuncios

México se encuentra en vilo. Las protestas sociales a partir de las recientes masacres que ha llevado a cabo la acción gubernamental resultan indudablemente un referente para que no sólo el país sino también la opinión pública global pueda enterarse de cómo se cuecen las habas en este lugar. #Manifestaciones