Luego de la indignación generalizada por la desaparición de los jóvenes normalistas de Iguala, Guerrero, la Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer las declaraciones de tres nuevos detenidos que aseguran haber participado en el asesinato de un grupo de más de 40 personas.

De acuerdo con el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, los detenidos detallaron la manera en que mataron a un grupo de personas, que contabilizaron como más de 40, y que posteriormente calcinaron y aventaron al río Cocula para que no quedaran rastros de los cuerpos.

En conferencia de prensa, Murillo Karam reveló que estas declaraciones de los detenidos dan pistas del muy probable multihomicidio que el grupo delictivo denominado "Guerreros Unidos" llevó a cabo bajo órdenes superiores.

Anuncios
Anuncios

Ante estas declaraciones, los padres de los jóvenes normalistas, quienes a su vez han recibido información detallada por parte de la PGR a este respecto, no se conforman con las investigaciones realizadas hasta el momento y exigen que el Estado mexicano vaya más a fondo y que le entreguen con vida a sus hijos.

A pesar de la alta probabilidad de que los jóvenes estudiantes hayan perecido de esta manera tan cruel, aún queda mucho que decir al respecto de cómo en el país se presentan casos como los que se han llamado ahora bajo el mote de "narco-#Gobierno", donde las autoridades gubernamentales se encuentran coludidas con los grupos del crimen organizado.

Sin embargo, más allá de satanizar la situación que se vive en el país, y ante un evento tan delicado como éste, las evidencias hasta ahora develadas por la PGR aún no son muy claras debido, según el procurador Murillo Karam, a la suma dificultad de identificar los restos de las personas por el grado de afectación que sufrieron al ser calcinadas.

Anuncios

En tanto, el procurador informó que aún sigue la investigación realizada a José Luis Abarca y a su esposa María de los Ángeles Pineda, presuntos autores intelectuales de la desaparición y asesinato de los jóvenes de Ayotzinapa, aunque por ahora las indagatorias se perfilan sólo a la de los delitos de lavado de dinero u operaciones con recursos de procedencia ilícita.