Una cifra de 75 millones de dólares podría ser utilizada solo para equipar con cámaras corporales a los policías y en total de 263 millones de dólares serán gastados por la administración Obama para modificar el comportamiento de la policía en el país, con programas de sensibilización a los agentes y nuevas técnicas a la hora de llevar a cabo su trabajo en situaciones de tensión.

El obligado cambio de rumbo de la administración Obama, debido a los incidentes acaecidos con motivo del caso de Ferguson, hará cambiar hasta la solicitud de excedentes del Pentágono por las diferentes policías estatales que han convertido a las policías de ciudades pequeñas o pueblos en prácticamente unidades militarizadas, con armas de gran capacidad de fuego e intimidación.

Anuncios
Anuncios

Josh Earnest, portavoz de la casa blanca cree que de esta manera se podrá revisar y fiscalizar convenientemente el uso de las armas de fuego y su suministro para que no se produzcan incidentes por tal motivo. Desde mediados de los años sesenta con el programa 1033, hay un acuerdo de transferencia de armas del Pentágono a las policías locales y federales que solicitan los excedentes al Departamento de Defensa. Esto, en más de una ocasión, genera el peligro de que agentes utilicen esas armas, máxime cuando algunos han tenido vinculación con la extrema derecha.

Estas medidas son ambiciosas y con ello pretenden tranquilizar y asegurar a una opinión pública, que aunque con diferentes opiniones, está viendo como los episodios de violencia policial comienzan a ser un clásico en su país, que en ocasiones es demasiado ruda en sus modos de actuación que con frecuencia generan abusos de autoridad.

Anuncios

Estados Unidos cuenta con unas leyes muy permisivas, prácticamente desde su fundación como país y es muy complicado que se modifiquen, lo cual hace que el problema respecto a la posesión de armas sea difícil de abordar por parte del gobierno. Obama lo sabe y es una situación incómoda para un presidente que no está en su momento más álgido de popularidad. #Barack Obama