Como bien se sabe, algunos colectivos de la sociedad a lo largo del tiempo han sido víctimas de rechazo por parte del resto. El colectivo LGBT ha sido victima del rechazo, la homofobia y diversos aspectos que aún siguen ocurriendo. Tal es así, que en varios países siguen estando prohibida la homosexualidad, como si se tratase de algo antinatural y que pudiera elegirse.

La realidad es que numerosos estudios realizados han demostrado que el colectivo homosexual posee un gran índice de infectados por el VIH, es uno de los sectores de la población que más está afectado por este virus. Eso no quita que personas heterosexuales también lo tengan, pero el número porcentual se reduce considerablemente.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, hay claras diferencias en temas sociales que aún siguen indignando a muchas personas.

Por el tema del sida, algunos países han impedido donar sangre, para salvar la vida de otras personas, a hombres gays o a posibles donantes masculinos que hayan mantenido alguna relación sexual de tipo anal u oral de riesgo (sin preservativo) con otro hombre. ¿Y si resulta que esta persona no está contagiada y su sangre está limpia para salvar otra vida? ¿Acaso no hay análisis que pueden demostrarlo?

A consecuencia de esto, una campaña en internet ha sido lanzada por parte de activistas turcos. Se trata de una discriminación y una clara falta de respeto hacia la dignidad humana. Estos principios son constitucionales y precisamente por ellos se quiere luchar en esta campaña online. La declaración presentada alega que, siendo una persona heterosexual, también se tienen los mismos riesgos de contagio.

Anuncios

Al parecer, casi una veintena de asociaciones de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales han apoyado esta idea y esta campaña.

Alemania, Estados Unidos, Francia o Colombia, entre otros, impiden la donación de sangre por homosexuales como medida preventiva de expansión del sida. La ignorancia, los prejuicios y otros aspectos llevaron a esta prohibición en EEUU, a pesar del conocimiento que hoy en día se tiene sobre el VIH. Han tenido que pasar cerca de 40 años para que por fin se diera la posibilidad de levantar este mandato.

Está claro que no vas a inyectar una sangre infectada en otro organismo sin previamente realizar unos análisis que demuestren la pureza y limpieza de esta. Por tanto, es una absurdez rechazar a una persona por el simple hecho de ser homosexual. Nunca es bueno generalizar y este es el claro ejemplo.  #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud