Bien es conocido por todos el Caso Iguala, en el que estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa se manifestaron la noche del día 26 de septiembre de 2014 en el municipio de Iguala. La escuela cuya historia cuenta una continua represión por parte de ambos gobiernos acabó con la paciencia de sus estudiantes, los cuales se manifestaron dicho día, habiendo cometido antes ciertos actos de ilegalidad, como el robo de varios autobuses y combustible días antes de la manifestación.

Dicha protesta en la cual los estudiantes atacaron con violencia a los cuerpos de seguridad del Estado, en la cual llegaron incluso a lanzarles bombas molotov, se cebó con la friolera cantidad de seis fallecidos, veintisiete heridos y, lo que más sorprende, un total de cuarenta y tres estudiantes desaparecidos.

Anuncios
Anuncios

Aunque los primeros informes de la investigación apuntaban a que la cifra total de desparecidos había sido de 57 estudiantes, al final se concluyó que catorce de ellos estaban a salvo por lo que ésta se redujo a un total de cuarenta y tres, quienes supuestamente han sido secuestrados por policías del municipio de Iguala.

Todo ello ha llevado a que el estudiantado de varias universidades del país se manifiesten en contra del presidente Enrique Peña Nieto y lo acusen de ser incapaz de dirigir el país con rigor.

Por otro lado, los padres de los 43 desaparecidos han llevado a cabo una violentísima protesta en el estado de Guerrero, pues solicitan el regreso de sus hijos tal y como se los han llevado, vivos. Algunos de los manifestantes, los cuales iban encapuchados para no poner en manifiesto su identidad y, además, armados con palos y otros con artefactos incendiarios cargaron contra una veintena de coches y destruyeron tres de la Fiscalía estatal.

Anuncios

En la capital se llevó a cabo una manifestación al grito de "Fuera Peña", la cual fue secundada por miles de personas entre las que estaban familiares y conocidos de los estudiantes desaparecidos.

Pues bien, a todo ello hay que sumarle que el sector del profesorado también pretende hacer una toma de manera simbólica de la Ciudad de México, el próximo sábado 6 de diciembre, en contra de la violencia que generó esta manifestación y de la desaparición de los estudiantes. #Familia #Manifestaciones