El cambio climático es algo que nos preocupa a todos y que no parece quitar el sueño a aquellos que tienen entre sus preocupaciones el autoenriquecimiento a costa de los demás. Ya lo decía hace un tiempo alguien "Sólo después de que el último árbol sea cortado, sólo después de que el último río sea contaminado, sólo después de que se pesque el último pez, sólo entonces descubrirás que el dinero no se puede comer".

Muchos de los que en el pasado han advertido sobre este tema han sido personas que no han sido tomadas en serio por diferentes razones: Eran unos idealistas que no saben cómo funciona el mundo. Eran muy jóvenes y aún les quedaba mucho por aprender.

Anuncios
Anuncios

Eran unos locos más interesados en los animales y las plantas que en las personas. Tenían intereses que nada tenían que ver con el medio ambiente.

En definitiva todo aquel que no hablara el mismo lenguaje que aquellos que tenían la sartén por el mango eran atacados personalmente y sus opiniones descartadas por no válidas. Sin embargo nadie se ponía de verdad a analizar si las palabras, aún dichas por un loco según ellos, tenían la verdad en su interior. Si de verdad, tras esas cifras y esos análisis estaba el aviso de que, día a día, estábamos matando al mundo de hambre a plazos.

Sin embargo ahora habla del tema alguien que no parece tener un especial interés por el tema, al menos no un interés económico o político. El que habla es una persona a la que es complicado atacar, ya que aparte de tener unos conocimientos del tema no excesivamente amplios es una figura sin fisuras.

Anuncios

No es fácil lanzar a la cuneta a un actor de éxito, como bien saben los políticos de algunos países en los que los actores y músicos están comprometidos y son una fuente de opinión pública a la que es difícil combatir. Además en este caso tenemos además a alguien que habla claro y para que todos le entiendan.

El actor se presentó en la apertura de la Cumbre del Clima bajo invitación de Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas y dejó algunas de las frases más demoledoras sobre el tema que se han escuchado en mucho tiempo y que llegaron a dejar impresionados a algunos líderes.

"Yo me gano la vida actuando, pero ustedes no", insistió el actor, que lamentó que durante mucho tiempo la humanidad haya mirado al cambio climático como si fuese algo "ficticio" cuando hay suficientes pruebas del problema. DiCaprio defendió que la acción contra el calentamiento de la Tierra "no es una cuestión de política, es una cuestión de supervivencia", por lo que rogó a los líderes que la afronten con "valor y honestidad"

"Nada de esto es retórico o histeria, son hechos", defendió DiCaprio, que subrayó que las "buenas noticias" son que el desarrollo de las energías renovables no es solo posible, sino que será bueno para la economía. Estas palabras dejaron un poso en la reunión, que ahora tiene que empezar a mover ficha. Esperemos que esto no acabe en un nuevo compromiso para dentro de veinte años.